Sony perdió 958 millones de euros en 2014 por los costes de la reestructuración

El director ejecutivo Kazuo Hirai
El director ejecutivo Kazuo Hirai

La multinacional nipona Sony perdió 126.000 millones de yenes (958 millones de euros) durante el ejercicio fiscal 2014, que concluyó el 31 de marzo, debido a los costes del proceso de reestructuración en el que se haya sumida. La cifra es un 1,96 por ciento menor en relación a la pérdida neta de 128.400 millones de yenes (976 millones de euros) que cosechó el curso anterior por idénticos motivos.

En el año fiscal 2014, el beneficio operativo de la compañía fue de 68.500 millones de yenes (520 millones de euros), un 158,7 por ciento más que en el pasado ejercicio, apoyado en una facturación de 8,21 billones de yenes (62.434 millones de euros), un 5,8 por ciento interanual más, según el comunicado que ha publicado hoy.

Nuevamente, los costes derivados del proceso de reestructuración en el que está embarcada desde 2013, y en el que se incluye su costosa salida del negocio de los ordenadores personales, han pesado sobre los resultados financieros de la empresa con sede en Tokio.

Sin embargo, el rendimiento ha resultado mejor de lo esperado como ya anunció la casa que preside Kazuo Hirai el pasado 22 de abril, cuando revisó al alza sus pronósticos.

Esta mejoría responde a una mayor facturación de sus unidades de cámaras fotográficas y de vídeo, servicios financieros, videojuegos y música.

El plan para reflotar la compañía de la mano de Hirai previsiblemente dará sus frutos a partir del próximo ejercicio, tal y como muestran los pronósticos publicados hoy por Sony.

La multinacional espera un beneficio neto para el ejercicio 2016 -que concluye el 31 de marzo de 2017- de 140.000 millones de yenes (1.061 millones de euros) y una ganancia operativa de 320.000 millones de yenes (2.425 millones de euros), un 251 por ciento interanual más.

Sin embargo, prevé unos ingresos por venta de 7,9 billones de yenes (59.883 millones de euros), un 3,8 por ciento menos. Efe