Talgo disputará un millonario contrato ferroviario en India

Ha finalizado las pruebas de homologación y ha reducido el tiempo del trayecto Nueva Delhi-Bombay a menos de 12 horas

Ciudadanos indios curiosean el interior de un tren Talgo que se ha probado entre Nueva Delhi y Bombay
Ciudadanos indios curiosean el interior de un tren Talgo que se ha probado entre Nueva Delhi y Bombay

Ha finalizado las pruebas de homologación y ha reducido el tiempo del trayecto Nueva Delhi-Bombay a menos de 12 horas

La empresa española Talgo mantendrá su tren en India en espera de más pruebas y de que el Gobierno del gigante asiático abra una importante licitación, tras haber concluido con éxito su demostración e incluso haber batido el récord de velocidad del país, según informó ayer a Efe una fuente de la compañía. El director de Talgo para Asia Pacífico, Subrat Kumar Nath, dijo que el convoy de locomotora y nueve vagones «se queda aquí, no vuelve a Barcelona», desde donde llegó el pasado mes de abril al puerto indio de Bombay para realizar unas pruebas con las que demostrar que puede ir más rápido sin necesidad de cambiar las vías.

El convoy realizó el viernes el último recorrido de demostración entre Nueva Delhi y Bombay, después de que el pasado miércoles lograra recorrer los cerca de 1.400 kilómetros de distancia en 11 horas y 55 minutos, frente a las 16 horas y 30 minutos que tardan los trenes indios, explicó el director. «Habíamos prometido doce horas y no se lo esperaban, pero lo hemos conseguido», subrayó Kumar. El pasado 13 de julio, el tren batió el récord de velocidad en los ferrocarriles indios, al lograr circular a 180 kilómetros por hora, frente a los 170 de la marca anterior. La empresa mantendrá el convoy en la India en previsión de que el Gobierno indio pueda requerir nuevas pruebas, que no se realizarían ya hasta el próximo mes de septiembre y se llevarían a cabo en nuevos trayectos de Nueva Delhi a Calcuta, Ahmedabad y Nagpur, o entre Bombay y Goa, explicó.

Lo que sí ha conseguido Talgo es que la Organización de Investigación, Diseño y Estándares (RDSO por sus siglas en inglés) cambie las especificaciones técnicas, «que ahora están abiertas también para la compañía española», subrayó Kumar Nathen en referencia a los criterios que exige para acceder a licitaciones la empresa estatal Ferrocarriles Indios.

El director aseguró que la compañía india estaba a la espera de las pruebas de Talgo antes de abrir la licitación de un importante programa para comprar unos cuatrocientos vagones al año durante una década, para la que «ahora Talgo sí cumple las especificaciones».

El convoy comenzó sus pruebas en mayo en distintos trayectos en el norte de la India, uno de ellos el que batió el récord de velocidad, y en agosto inició la fase final entre Nueva Delhi y Bombay, que despertó un notable interés en el país asiático. El consejero delegado de Talgo, José María Oriol, viajó el año pasado a la India y se reunió con el primer ministro indio, Narendra Modi, con vistas a posibles contratos.

India tiene la cuarta red ferroviaria más extensa del mundo, con unos 65.000 kilómetros, (sólo superada por EE UU, Rusia y China) aunque un 80% data de la época colonial británica. El Gobierno de Modi pretende invertir unos 137.000 millones de dólares en ferrocarriles en un lustro, un monto sin precedentes en una apuesta por la modernización para la que busca inversión nacional y extranjera. El tren es uno de los medios más comunes de transporte a pesar de que la superficie del país se acerca a los 3,3 millones de kilómetros cuadrados (más de seis veces España). Todos los días es utilizado por cerca de 25 millones de personas.