Volkswagen confirma a los Reyes la inversión de 1.000 millones en Navarra

La factoría de Landaben producirá un segundo modelo de la gama Polo desde 2018 y se crearán 450 nuevos puestos de trabajo.

El Rey Felipe VI y la Reina Letizia conversan con unos operarios durante la visita que han realizado esta tarde a la planta navarra de Volkswagen con motivo de su cincuenta aniversario.
El Rey Felipe VI y la Reina Letizia conversan con unos operarios durante la visita que han realizado esta tarde a la planta navarra de Volkswagen con motivo de su cincuenta aniversario.

La factoría de Landaben producirá un segundo modelo de la gama Polo desde 2018 y se crearán 450 nuevos puestos de trabajo.

El grupo automovilístico Volkswagen ha revalidado su apuesta por la fabricación en España con la inversión de 1.000 millones de euros en la planta de Navarra y la creación de 450 nuevos empleos, que la compañía ha confirmado en la visita que los Reyes han realizado a la factoría para conmemorar el 50 aniversario de estas instalaciones.

En esta visita, primera de la Reina Leticia a una fábrica de automóviles, el vicepresidente mundial del grupo Volkswagen, el español Francisco Javier García Sanz, ha comunicado al Rey Felipe esta inversión, destinada a la producción de la nueva generación del modelo Polo y la del nuevo modelo recién asignado a la factoría, un SUV de la familia Polo, del cual por el momento no se han revelado sus características técnicas.

La inversión en Navarra completa los 4.200 millones de euros anunciados para España el pasado año por, el propio García Sanz, de los cuales alrededor de 3.300 están destinados a Seat para la producción de una nueva gama de modelos. Estos 1.000 millones de euros permitirán a la planta de Landaben alcanzar la producción de 350.000 unidades de vehículos anuales.

Francisco García Sanz, vicepresidente mundial de Volkswagen y presidente de VW Navarra, ha insistido en el compromiso del fabricante España, país que es una pieza estratégica para el grupo automovilístico.

Las palabras del Rey

En su discurso, Don Felipe, tras agradecer a los directivos del Grupo Volkswagen la «gran confianza» que siempre han depositado en nuestro país, ha destacado la importancia de la formación profesional, «clave para nuestra industria y para nuestros jóvenes», ya que «es esencial para que nuestro tejido productivo pueda contar con los mejores trabajadores y para contribuir eficazmente a que las nuevas generaciones puedan cumplir sus expectativas laborales desde la mejor capacitación técnica y profesional».

La visita Real ha concluido con una firma digital reflejada en el parabrisas de un Polo que servirá de conmemoración de «los primeros 50 años» de la factoría Volkswagen de Landaben, en Navarra, tal y como ha sido descrito por el Felipe VI.

Los Reyes, acompañados por la ministra en funciones de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, y la presidenta del Gobierno de Navarra, Uxue Barkos, han iniciado la visita en la Volkswagen Academy, el centro pionero en España del sistema de Formación Dual alemán, por el que la Reina ha mostrado un especial interés.

Los Reyes se detuvieron especialmente en algunos de los puntos más interesantes de la factoría, como las naves de estampación, pintura o montaje final. Asimismo, vieron la cadena de producción a pleno rendimiento, ya que en este momento se trabaja a un ritmo de 1.451 unidades diarias, lo que supone un coche cada 55 segundos, una alta exigencia para la fábrica, según su Dirección.

Con esta visita de los Reyes, las instalaciones de Navarra conmemoran su medio siglo de vida industrial. Esta factoría iniciaba su su actividad como Authi (Automóviles de Turismo Hispano Ingleses), con la producción de modelos Morris, MG y Mini, para continuar su existencia a partir de 1975 como Seat, produciendo los modelos 124 y Panda, además de dos de la marca Lancia.

Fue en 1983 cuando la planta pasa a formar parte del grupo Volkswagen y, en el año siguiente, comenzó a ensamblar unidades de la segunda generación del VW Polo, modelo que se distribuye en exclusiva a todo el mundo desde esta fábrica. Desde entonces, ya se han superado los 7 millones de unidades de este modelo.

Con estas inversiones, las instalaciones de Navarra podrán abordar la construcción de un nuevo modelo de la siguiente generación de la familia Polo. Esta producción de los nuevos automóviles se desarrollará sobre la plataforma MQB, que será utilizada por el modelo asignado a Landaben.