Andalucía

Los 302.771 nuevos votantes y los indecisos serán clave este 2D

Sevilla y Málaga son las provincias donde se estrenarán más jóvenes. La corrupción salpica la recta final de campaña electoral

Sevilla y Málaga son las provincias donde se estrenarán más jóvenes

Publicidad

La corrupción salpica la recta final de campaña electoral

«Ningún partido se ha esmerado mucho durante la campaña en conectar con los jóvenes, aunque tengo mi preferido y voy a ir a votar con ganas, por supuesto». Habla José, uno de los 302.771 nuevos electores residentes en la comunidad por haber cumplido los 18 años desde los anteriores comicios al Parlamento autonómico de marzo de 2015. La provincia donde más votantes primerizos habrá este domingo es la suya, Sevilla, con un total de 72.434, seguida de Málaga, con 53.402, y de Cádiz, en la que se activarán 46.635. Por detrás se sitúa Granada, que contará con 33.770 más, los 29.994 registrados colocan a Córdoba en quinto lugar y a continuación se encuentra Jaén, con 25.650 incorporaciones. Por último, se acercarán a los colegios electorales como una novedad en sus vidas 22.744 jóvenes en Almería y 18.142 en Huelva, según datos a los que se puede acceder en la página web que alimentan desde el Instituto Nacional de Estadística (INE). Con respecto a las elecciones municipales que se celebraron en mayo de 2015, ese colectivo ha crecido en 289.004 votantes y lo ha hecho en 201.375, si la comparación se realiza con los comicios generales que tuvieron lugar en junio de 2016, de acuerdo a la información proporcionada en el mencionado sitio de internet. Lo que ellos decidan este 2D puede ser determinante, como las papeletas que introduzcan en las urnas el amplio número de indecisos que han reflejado de forma reiterada las encuestas. El barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) hecho público a mediados de este mes cifró en casi un tercio los que acudirán a votar pero no sabían, o no querían desvelar, por que opción se iban a decantar este 2 de diciembre. En concreto el 26,6 por ciento de los sondeados aseveró no tenerlo decidido todavía, según se desprende de la encuesta difundida desde el CIS.

En las andaluzas de 2015 algo más de 700 votos hicieron que el PSOE arrebatara un escaño al PP en Cádiz, y lo mismo sucedió en Huelva, por ejemplo, en esa ocasión por alrededor de 2.000 sufragios. Este domingo están llamados a ejercer su derecho al voto 6.541.722 ciudadanos, de los que el INE ha detallado que 6.298.902 residen en Andalucía y 242.820 en el extranjero. Los partidos ya saben que el cómputo de los restos será aún más trepidante que hace casi cuatro años y que éstos pueden hacer inclinar balanzas en favor de unos o de otros hasta los últimos momentos del recuento de resultados. Por ello, las formaciones políticas aprovecharon la jornada de ayer para apelar al voto útil y para remarcar sus mensajes en la recta final de la campaña, en la que recuperó foco la corrupción, a cuenta, entre otras cuestiones, de que el ex presidente andaluz José Antonio Griñán rechazó declarar en la Comisión de Financiación de los Partidos Políticos del Senado para no perjudicar su defensa y preservar su derecho a la presunción de inocencia en el juicio la pieza política del «caso ERE», aunque dejó caer que prefería pensar que no se le había convocado por las elecciones regionales. El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, atribuyó su silencio en Córdoba a que «no puede decir la verdad» y defendió que tanto el PSOE como el PP «están más preocupados por lo que pasa en los juzgados» que por los «intereses de los andaluces», según recogió Efe. A los populares también aludió la candidata a la reelección del PSOE-A, Susana Díaz, para reclamar a su aspirante a la Presidencia de la Junta, Juanma Moreno, que tenga «la misma contundencia» con la corrupción en su partido que cuando acusa al Gobierno autonómico, en alusión a las declaraciones del ex alcalde de Boadilla Arturo González, «el Albondiguilla», sobre que lo avisó de las presuntas presiones del ex tesorero del PP Luis Bárcenas para que adjudicara obras. Si bien, el aludido tachó de «bastante burdo» la acusación de «el Albondiguilla» a 48 horas del cierre de campaña y defendió que la petición de IU de que declare como testigo en la Audiencia Nacional en el ámbito del «caso Bárcenas» tiene detrás una «evidente motivación política». Moreno desveló que había recibido «un montón» de mensajes de apoyo tras la «descarada» acusación del ex alcalde a la que restó importancia. Del lado de la confluencia ya oficial de Adelante, su cabeza de cartel, Teresa Rodríguez, se agarró a una de sus banderas de campaña, el andalucismo, para confirmar en la Ser que defenderán tener un grupo propio en el Congreso. Es la undécima vez que los andaluces elegirán en democracia a sus representantes regionales desde 1982. El PSOE ha ganado siempre, salvo en 2012, cuando el PP le superó en votos pero no logró gobernar. Lo que pase el 2D está por escribirse.

Publicidad