Rivera disputa el voto útil al PP: «Con un punto más el 20-D hubiéramos sido decisivos»

Pide a Mariano Rajoy, Pedro Sánchez y Pablo Iglesias «que ninguno de ellos ponga como condición estar en el gobierno», porque «ningún político está por encima de España».

El presidente de Ciudadanos (C's) y candidato a la presidencia del Gobierno, Albert Rivera.
El presidente de Ciudadanos (C's) y candidato a la presidencia del Gobierno, Albert Rivera.

El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, llamó ayer a no «tirar el voto» el 26 de junio, apoyando al PP o al PSOE, y pidió el respaldo para su partido, con el argumento de que, si hubiera logrado «sólo un punto más» en diciembre, hubiese sido «decisivo» y habría ya gobierno.

El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, llamó ayer a no «tirar el voto» el 26 de junio, apoyando al PP o al PSOE, y pidió el respaldo para su partido, con el argumento de que, si hubiera logrado «sólo un punto más» en diciembre, hubiese sido «decisivo» y habría ya gobierno.

Según dijo, su partido hubiera conseguido diez escaños más en las anteriores elecciones, lo que les hubiese permitido ser la llave para poner en marcha un Ejecutivo reformista, advirtiendo así que, en el caso de que el partido naranja no sea clave el domingo, «no habrá Gobierno ni cambios», y volverá a encallar la legislatura.

Rivera, que contestó así al candidato del PP, Mariano Rajoy, quien manifestó que apoyar a Ciudadanos es «tirar el voto» en 25 provincias, recordó que gracias a su formación hay gobierno en Andalucía y Madrid, donde, además, se han conseguido cosas como bajar los impuestos, «que Griñán y Chaves se hayan ido» o que abran los quirófanos por la tarde en los hospitales madrileños. Descartó, por otro lado, entrar en un Ejecutivo con Podemos, como ha planteado el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, si es investido presidente, al afirmar con rotundidad que en ningún caso estará en un Consejo de Ministros con Pablo Iglesias, porque lo que plantea Podemos es un cambio «a peor». Lo que sí volvió a pedir a Sánchez es que decida qué quiere ser «de mayor», emplazándole a abandonar la «ambigüedad» y a que aclare si piensa seguir siendo la «muleta» de Podemos.