El fiscal Navajas se retracta de sus acusaciones “falsas” contra su compañero del “caso Dina”

No se ha disculpado, sin embargo, con los fiscales de Sala Madrigal y Cadena, de los que dijo que estaban “contaminados ideológicamente” y que eran de una “tropa” con la que no podía “rebatir”

El teniente fiscal del Tribunal Supremo, Luis Navajas se ha retractado hoy públicamente de sus declaraciones “desafortunadas” e “imprudentes” contra el fiscal Ignacio Stampa Fuente, que investiga el “caso Dina”, por el robo de un teléfono móvil propiedad de una ex asesora de Pablo Iglesias y la difusión de su contenido para desacreditar al vicepresidente del Gobierno. Navajas reconoce que esas acusaciones eran “falsas” y que las vertió “sin hacer las comprobaciones a que, por mi cargo, estaba obligado”.

En concreto, el número 2 de la Fiscalía alude a las declaraciones realizadas en sendas entrevistas a OK DIARIO y Onda Cero en las que criticaba muy duramente al fiscal Stampa, sobre todo tras enterarse por los medios de comunicación que podía tener una “relación personal” con Marta Flor, la entonces abogada de Pablo Iglesias. Así, en la primera de ellas señalaba que cuando se enteró de esa posible relación personal entre el fiscal y la abogada fue algo que le produjo “asco” y que tendría claro lo que habría hecho si de él dependiese: “Le hubiese apartado de la comisión -de servicios en la que se encuentra en Anticorrupción- y le hubiese devuelto a su Fiscalía de Canarias, de donde creo que vino, y ya está”, y que “vomité, vomitamos cuando nos enteramos por los periódicos de lo de la abogada (Marta Flor Núñez) y sobre si tenía relación. Eso nos dio un asco tremendo y yo me pronuncié y se lo dije a la fiscal general del Estado”, Dolores Delgado.

Ahora, en su escrito de disculpas, Navajas señala que algunas de las manifestaciones vertidas contra Stampa fueron “extremadamente desafortunadas por imprudentes, al realizarlas sólo por hacerse eco de “anteriores publicaciones periodísticas que ahora sé que eran rotundamente falsas, en lo que al Sr. Stampa se referían, sin hacer las comprobaciones a que por mi cargo estaba obligado".

Sin embargo, con quien hasta el momento no se ha disculpado es con los fiscales de Sala del Tribunal Supremo Consuelo Madrigal y Fidel Cadena, de quienes dijo que estaban “contaminados ideológicamente" y que intentaron influirles en su dictamen sobre las querellas presentadas contra el Gobierno por la gestión de la pandemia del Covid.

Pero también fue más allá cuando justificó los motivos por los que no convocó la Junta de Fiscales de Sala que le pidieron desde algunos sectores de la Fiscalía: “A veces vale más estar solo que mejor acompañado. Yo con esa tropa no podía entrar a rebatir a que me dieran consejo”, dijo el ‘número dos’ de Delgado en referencia a los dos fiscales del ‘procés’.