Perfil de los 56 detenidos en los incidentes de anoche: español menor de 25 años de grupos extremistas

La “bandera” que une los alborotadores es la protesta contra el Estado de Alarma

La Policía Nacional disolvió ayer a más de un centenar de personas que intentaron cortar anoche la Gran Vía de Madrid quemando contenedoresRodrigo JiménezEFE

Un total de 56 personas fueron detenidas por la Policía Nacional en los incidentes habidos anoche en las protestas contra el Estado de Alarma, según han informado a LA RAZÓN fuentes solventes. Mayoritariamente, son españoles por debajo de los 25 años aunque hay algunos menores de edad.

La motivación formal de las protestas es el Estado de Alarma aunque no se ha podido establecer una conexión entre los grupos que han protestado en las distintas ciudades.

Respecto a la su ideología, se han detectado elementos de extrema derecha en Barcelona ( en las protestas del día 30). La Policía investiga a los otros arrestados aunque ya se ha identificado a individuos de la extrema izquierda y antisistema.

La conclusión a la que, de momento, llegan los investigadores es que el Estado de Alarma uno en las protestas a los extremos, que aprovechan cualquier ocasión para para cuestionar el sistema democrático y provocar violencia callejera. La crítica al estado de alarma es una bandera de conveniencia para ellos, agregan las fuentes consultadas.

Por lo que respecta a los incidentes habidos en Vitoria, la Ertzaintza no detuvo a nadie. Los agentes identificaron al inicio del acto a algunas personas y es probable que se tramiten propuestas de sanción por los incidentes habidos.

Por lo que respecta a las protestas, fuentes de Interior consultadas por LA RAZÓN señalan que no se trata de una situación general de violencia. Son puntos concretos, incidentes provocados por grupos reducidos. La crítica al Estado de Alarma es la oportunidad que esos grupúsculos esperaban para tratar de alterar la convivencia.

Sin embargo, es lo referido a los extremistas. Otra cosa son las protestas que protagonizan los sectores más afectados por las medidas del Estado de Alarma, ajenos por completo a los violentos, y que pueden crecer en los próximos días y semanas dada la situación económica que se ha generado para ellos.