La Fiscalía del Supremo abre diligencias contra Echenique por apoyar los disturbios en Madrid

La denuncia fue presentada por Confederación Española de Policía y el SUP, tras los incidentes en los que resultaron heridos decenas de agentes

Un momento de los disturbios de Madrid, según las imágenes que la CEP incorpora a su denuncia
Un momento de los disturbios de Madrid, según las imágenes que la CEP incorpora a su denunciajmzdis

La Fiscalía del Tribunal Supremo ha comunicado a la Confederación Española de Policía (CEP) la apertura de diligencias de investigación penal contra el portavoz de Podemos, Pablo Echenique, tras la publicación de un tuit en el que animaba a los manifestantes que protagonizaban graves disturbios en Madrid, según han informado a LA RAZÓN fuentes de dicho sindicato que presentó una denuncia contra el parlamentario.

Esta comunicación es el primer paso habitual y, a continuación, se determina si hay indicios de delito o no. Es decir, que no hay una decisión tomada ya sobre que el Tribunal Supremo vaya a investigar en firme el asunto. Por su parte, Echenique ha hecho público que no ha recibido ninguna notificación.

El mensaje -- según se recogía en la denuncia-- se publicó en redes sociales el 17 de febrero por " haber mostrado su apoyo a las personas que en esos momentos se concentraban en la Puerta del Sol de Madrid y estaban provocando disturbios mediante el lanzamiento de piedras, adoquines, botellas, papeleras, contenedores, señales y hasta un patinete eléctrico contra los policías de la Unidad de Intervención Policial (UIP) que habían sido desplegados en la zona para evitar altercados”.

Recordaban que a la hora en la que Echenique emitía su polémico tuit, las 21:18 horas, “ya era de dominio público la situación de violencia que estaban provocando los asistentes a la concentración no comunicada en Sol y en las calles de los alrededores”.

“Esos disturbios ya se habían viralizado en redes sociales y medios de comunicación y no era posible que el diputado los desconociera. A pesar de ello, mostró todo su apoyo “a los jóvenes antifascistas””, en lo que CEP considera podría ser un delito del Código Penal por incitar y/o reforzar la decisión de llevar a cabo esos incidentes, en relación con los artículos 557 y 559.

En el escrito a la Fiscalía del Tribunal Supremo, recordaban que hubo 34 agentes heridos esa tarde/noche en el centro de Madrid (28 de la Unidad de Intervención Policial y 6 de la Comisaría de Distrito Centro) y que los daños provocados en comercios y mobiliario urbano alcanzaron, en una primera valoración del Ayuntamiento, unos 200.000 euros.

Asimismo, que a la hora en la que el diputado Echenique difundía su tuit ya se habían registrado incidentes graves en actos similares celebrados en Vigo, Tarragona, Barcelona, Gerona, Lérida y Granada, a los que un día más tarde se sumaban otros en Valencia que provocaron una decena de heridos al atacar los concentrados en esta ciudad a los efectivos de la UIP y de la Unidad de Prevención y Reacción.

En la denuncia, se subrayaba que en los desórdenes públicos de Madrid se produjeron comportamientos expresamente recogidos en el artículo 557 bis del Código Penal, como el lanzamiento de objetos contundentes y el incendio o el uso de medios para ocultar el rostro de bastantes de los participantes para tratar de dificultar su identificación.

Precisaban que Echenique “lanzó un mensaje que los participantes en esos hechos solo pudieron interpretar como una muestra de elogio, respaldo y legitimación en sus agresiones contra la Policía Nacional, el mobiliario urbano y comercios” y que lo hizo en el momento en el que los disturbios habían alcanzado ya su máxima intensidad, sin llegar a condenar lo que ya era de dominio público en redes sociales y medios de comunicación.

Concluían la denuncia que “no cabe duda, en definitiva, de que, si los graves disturbios ya era conocidos y el mensaje citado no recogía condena alguna sobre ellos, los protagonistas de esos altercados recibieron un respaldo público cualificado (de un portavoz parlamentario de un partido político con presencia en el Gobierno de España) que se constituyó en elemento reforzador de esos actos vandálicos”.

La denuncia de CEP solicita la toma de declaración de Echenique y la incorporación de las actuaciones documentales llevadas a cabo por el Juzgado de Instrucción nº46 de los de Madrid, en funciones de guardia, durante la noche del 17 de febrero.

Por su parte, el Sindicato Unificado de Policía (SUP) considera que esta decisión de la Fiscalía era necesaria por la gravedad de los incidentes y la actitud de Echenique, que fue impropia de un diputado de Unidas Podemos, “partido que forma parte del Gobierno y de alguien que sabía que lo único que merecían las algaradas de la Puerta de Sol era una rotunda condena y no un mensaje de apoyo total. Fue irresponsable, por el momento que eligió y el contenido de su respaldo a los violentos. Nos parece que ese mensaje que lanzó es una falta de respeto para todos los policías heridos en esas algaradas, a los que aún no ha enviado un solo mensaje de apoyo. Para este diputado parece haber heridos de primera (manifestantes violentos) y de segunda (policías que pretenden restablecer el orden)”.

Subrayan que “nuestras denuncias judiciales van más allá de la Fiscalía. Queremos que la Justicia investigue a fondo a un diputado a quien hay que arrancarle en los medios de comunicación la condena a la violencia. Debería haber salido de él y no hacerlo días después, forzado por las preguntas de los periodistas (...) Si de esta investigación se desprende algún ilícito penal, este sindicato ejercerá la acusación particular en defensas de los Policías Nacionales”.