...Ni ley de Protección Animal hasta después de las elecciones de Castilla y León

El PSOE «esconde» la norma de Podemos hasta después de las elecciones en Castilla y León, a pesar de estar cerrada desde hace tres semanas

El secretario de Estado para la Agenda 2030 y secretario general del Partido Comunista, Enrique Santiago, y la ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030, Ione Belarra
El secretario de Estado para la Agenda 2030 y secretario general del Partido Comunista, Enrique Santiago, y la ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030, Ione Belarra FOTO: Eduardo Parra Europa Press

El PSOE sigue retrasando algunas de las leyes sociales impulsadas por Unidas Podemos. Las elecciones en Castilla y León, unida a la polémica entorno a las macrogranjas han generado la tormenta perfecta. En esta primera parte del año, donde la coalición ha adoptado ya un marco electoral, con la mirada fija en 2024, los partidos se han volcado en el caladero de votos que otorga el sector primario. Un potente núcleo electoral donde el PSOE acumula parte de su voto rural en las principales provincias leonesas.

Es por ello que el PSOE ha optado por seguir postergando en el tiempo alguna de las medidas que dependen de su socio minoritario, Unidas Podemos. En este caso la ley de Protección Animal liderada por el Ministerio de Derechos Sociales, que no verá la luz hasta después de las elecciones autonómicas en Castilla y León, concretamente hasta la reunión del Consejo de Ministros del 22 de febrero. Según confirman fuentes gubernamentales a este periódico, la decisión de retrasar la entrada de la norma en el Consejo de Ministros, en primera lectura, fue comunicada por el ministro de Presidencia, Félix Bolaños, a la titular de Asuntos Sociales, Ione Belarra, a pocos días de que el presidente de Castilla y León anunciara el adelanto electoral en la comunidad

El proyecto de ley de Protección Animal ya fue publicado en la web de la Dirección General de Derechos de los Animales en noviembre. Una regulación que contiene una renovación de la normativa actual en lo relativo –y aquí viene la fricción en Moncloa– a los mecanismos de control de crías y venta de perros y gatos y a la regulación sobre el derecho de las mascotas a no ser maltratados. Según el borrador de la ley que se aprobará el 22 de febrero, se prohibirá la realización del control de crías por parte de particulares con el fin de que solo los profesionales críen a animales con garantías, debido a que, según fuentes moradas, este es uno de los motivos por el número alto de animales abandonados en España. Sin embargo, aunque no ha sido la ley que más desencuentros ha generado en Moncloa, desde el ministerio de Agricultura sí se pusieron impedimentos, en un primer momento, buscando que no incluyera la legislación a los perros de caza.

Las multas

Así, según el borrador de la norma, la cría descontrolada de animales supondrá la comisión de una infracción grave penada con una multa económica de entre 30.001 a 100.000 euros. Entre otras de las medidas que prevé la norma se encuentran las conocidas como “pelas de gallos”. Desde el ministerio de Derechos Sociales recuerdan que “se crían gallos de raza específicas y se entrenan para pelear a muerte con otro gallo, en ocasiones se les mutila crestas y espolones, se les arranca plumas...”, desgranan. Por lo que ello conllevará a una infracción muy grave con penas de entre 100.001 euros a 600.000 euros. Misma sanción económica para la cría de visones americanos, entre otras restricciones.

Por otro lado, desde Unidas Podemos trasladarán su oposición al Congreso donde ya han registrado una batería de preguntas con el fin de desbloquear la ley de bienestar animal, además de conocer la postura del ministro de Agricultura para proteger a los “perros explotados en cacerías”. La norma de los morados prevé que cada particular que cuente con más de cinco perros deberá estar registrado como núcleo zoológico y si quiere ser criador deba tener unas instalaciones adecuadas para tal uso. Además, el grupo confederal pide explicaciones a Planas por la intención del Ministerio de fomentar la caza en los jóvenes porque podría contravenir la Ley de protección integral a la infancia y la adolescencia frente a la violencia

Desde Unidas Podemos ven un interés electoralista en la decisión del partido mayoritario de Gobierno de retrasar una norma que, aseguran, está totalmente cerrada. De cara al próximo 13 de febrero, el sector primario se atisba como la gran meta para PSOE y PP. Una carrera en la que los morados creen ahora cosechar espacio electoral tras la defensa del ministro de Consumo de la ganadería intensiva frente a las macrogranjas y que comenzará hoy mismo con la presentación del candidato de Unidas Podemos en Castilla y León, Pablo Fernández, en Valladolid.