Barberá dice que sólo donó al PP de Valencia mil euros

Asegura que nunca le fue devuelto el dinero

La senadora y exalcaldesa de Valencia por el PP, Rita Barberá, a su llegada esta mañana a la sede del Tribunal Supremo
La senadora y exalcaldesa de Valencia por el PP, Rita Barberá, a su llegada esta mañana a la sede del Tribunal Supremo

La senadora y exalcaldesa de Valencia por el PP, Rita Barberá, ha llegado antes de las 10.00 horas a la sede del Tribunal Supremo para declarar voluntariamente como investigada o imputada por un delito de blanqueo de dinero relacionado con el caso Imelsa.

La exalcaldesa de Valencia y actual senadora Rita Barberá ha negado este lunes ante el magistrado instructor del Tribunal Supremo Cándido Conde-Pumpido cualquier responsabilidad en el supuesto blanqueo de capitales cometido por el grupo municipal del PP en el consistorio que ella presidió durante 24 años. Se ha limitado a reconocer que entregó 1.000 euros al partido en concepto de donación que nunca le fueron devueltos en dos billetes de 500 euros.

Sobre el resto de cuestiones que se le han planteado ha reiterado una y otra vez que ella no sabía nada y ha remitido cualquier decisión al Comité de Campaña creado para las elecciones municipales del 2015 en Valencia.

Así lo han señalado fuentes presentes en la declaración de Barberá, en calidad de investigada -figura que sustituye a la anterior de imputada-, ante el que fuera fiscal general en la etapa del Gobierno de Rodríguez Zapatero.

El ex fiscal general del Estado debe decidir si existen indicios suficientes para solicitar al Senado el suplicatorio para continuar adelante con el procedimiento o, por el contrario, acuerda el archivo de las actuaciones respecto a la ex regidora valenciana.

En esta pieza separada del «caso Imelsa» se investigan las donaciones de 1.000 euros efectuadas por medio centenar de concejales y asesores del Ayuntamiento de Valencia –entre ellos la propia Barberá a través de una transferencia bancaria– en vísperas de las elecciones municipales de mayo de 2015, unas cantidades que, supuestamente, les devolvió a posteriori el PP regional en una operación en la que el juez instructor de la causa vio indicios de blanqueo. Fue precisamente el titular del Juzgado de Instrucción número 18 de Valencia, Víctor Gómez, quien remitió al Tribunal Supremo una exposición razonada en el que concluía la existencia de indicios suficientes para investigar a Barberá.

En esa exposición razonada, el magistrado precisaba que ninguno de los investigados que admitieron haber recibido el dinero tras su aportación al grupo municipal ni los testigos que, según afirmaron, se negaron a efectuarla, han hecho referencia a ninguna «participación concreta, personal» de Barberá en los hechos. Pero para el instructor resultaría «incoherente» que todos los que aportaron esos mil euros estén siendo investigados en esta causa y ella no.

Con el informe favorable de la Fiscalía, el Alto Tribunal consideró «imprescindible» investigar la posible participación de Barberá en los hechos investigados. La senadora reconoció haber realizado esa aportación para la campaña de 2015, pero negó que el partido le reintegrara esos 1.000 euros.

En la comparecencia de Barberá estará presente un letrado en representación del PSOE, después de que Conde-Pumpido permitiese su personación (previo pago de una fianza de 3.000 euros), no sin antes alertar del «serio riesgo de judicialización de la política» que supone permitir la personación como acusación popular de un partido en una causa contra políticos de otro.

Las claves de la comparecencia

- Donación

Barberá admite la donación de 1.000 euros al grupo municipal, pero niega que el partido se los reintegrase.

- No la implican

Ninguno de los investigados que admiten haber efectuado las donaciones ha involucrado a la senadora.

- El PSOE acusa

El PSOE ejerce la acusación popular tras consignar la fianza de 3.000 euros que le impuso Pumpido.