Política

Castilla y León: El PP resiste a PSOE y Cs; Podemos sucumbe

La formación presidida por Pablo Casado repetiría triunfo, aunque con peores resultados que en las elecciones de 2016

El Partido Popular volvería a ser la fuerza preferida de los castellanos y leoneses. La formación presidida por Pablo Casado repetiría triunfo, aunque con peores resultados que en las elecciones de 2016.

Publicidad

El Partido Popular volvería a ser la fuerza preferida de los castellanos y leoneses. La formación presidida por Pablo Casado repetiría triunfo, aunque con peores resultados que en las elecciones de 2016.

Así lo indica la encuesta de NC Report para LA RAZÓN, que señala que el PP obtendría 15 escaños frente a los 11 del PSOE y los cinco de Ciudadanos. Otros datos relevantes que muestra el estudio es que Unidas Podemos desaparecería y que la irrupción de Vox no le daría para obtener ningún representante de esta comunidad autónoma.

Castilla y León, bastión de la conocida como la «España vaciada», tendrá un papel muy importante durante la campaña, ya que el resultado que salga del 28-A puede ser decisivo para la próxima conformación del Congreso de los Diputados y el Senado.

A pesar de conseguir la victoria, los populares perderían tres escaños con respecto a las últimas elecciones generales en las provincias de León, Salamanca y Segovia.

Publicidad

En la primera, los socialistas ganarían el representante del PP, al pasar del 40,1 por ciento de los votos al 29,1. En tierras salmantinas el apoyo se reduciría en casi 14 puntos, mientras que en la provincia segoviana habría un empate a un escaño con el PSOE y Cs, pese a que los populares obtendrían el 32,2 por ciento de los sufragios, los socialistas el 24,9 y Ciudadanos el 18,5.

A la zaga del PP se sitúan los socialistas, que lograrían once representantes, dos más que en los pasados comicios, en León y Valladolid. En esta última provincia le quitaría el representante a Unidas Podemos.

Publicidad

Por su parte, la formación que más crece en Castilla y León es la liderada por Albert Rivera, al pasar de tener uno en 2016 a cinco diputados, al lograr representación en Burgos, León, Salamanca, Segovia y Valladolid.

El principal perjudicado en estas elecciones en Castilla y León sería el partido dirigido por Pablo Iglesias, que perdería sus tres representantes en Burgos, León y Valladolid.

Por último, Vox, que encabeza Santiago Abascal, también se quedaría en blanco a pesar de obtener más del 10 por ciento de los votos y ser la cuarta formación con más sufragios en Ávila, Burgos, Palencia, Salamanca, Segovia, Valladolid y Zamora.

Estos son los diputados que entrarían

Publicidad

PP: Alicia García, José Ramón G. Hernández, Sandra Moneo, Javier Lacalle, Carmen González, Milagros Marcos, Miguel Ángel Paniagua, Bermúdez de Castro, María Jesús Moro, Beatriz Escudero, Tomás Cabezón, Isabel García Tejerina, E. Carazo, I. Blanco y E. Velasco.

PSOE: Margarita Robles, Esther Peña, Javier Cendón, Andrea Fernández, María Luz Martínez Sejo, David Serrada, José Luis Acebes, J. Antón, J. Izquierdo, H. Caballero y M. Rominguera.

Cs: Aurora Nacarino, Justo Fernández, J.A Mirón, E. Calvo y S. Mayo.