Catalanes y españoles, sin complejos

La Razón
La RazónLa Razón

Ayer vivimos una jornada festiva, cívica y democrática, llena de emociones compartidas, con amigos y familiares. Ayer la Cataluña silenciosa rompió su silencio con un mensaje claro: nos sentimos catalanes, nos sentimos españoles y reivindicamos la convivencia democrática que siempre nos ha unido. Sin complejos. Vinieron personas de todas partes, desde la Vall d'Aran hasta las Terres de l'Ebre, al margen de las horas de viaje, valía la pena estar allí para defender lo que creemos porque hay mucho en juego. Sólo hay que ver las imágenes de la concentración de plaza Catalunya para darse cuenta que Cataluña no es monolítica. No es como algunos pretenden hacernos creer con la ayuda del aparato gubernamental de la Generalitat. El presidente Mas también tiene que escuchar a la Cataluña silenciosa que ayer empezó a hablar. No puede seguir dándole la espalda por más tiempo y va a tener que empezar a actuar con sensatez. Mal que les pese a algunos, a los que prefieren una sociedad de pensamiento único, Cataluña es plural, es diversa y por encima de todo es también española. Así lo dijimos alto y claro ayer. Cataluña es una parte esencial de España y tenemos que poner en valor todo lo que nos une, porque todos juntos somos más fuertes. Por encima de ideologías, compartimos raíces, nuestra historia común, nuestros vínculos, nuestra cultura, nuestra riqueza lingüística. En definitiva, nuestra realidad y nuestra vida. Hayamos nacido donde hayamos nacido, ser catalanes es nuestra manera de ser españoles y sabemos que unidos somos un país que cuenta en Europa. La mayoría de catalanes piensa así, por eso echamos ayer de menos al PSC. Definitivamente, los socialistas catalanes han dejado huérfanos a todos sus votantes, han dejado de defender lo que siempre han sido. Quizás por estrategia electoral, quizás por complejos, la verdad es que el partido socialista, como lo habíamos conocido, ya no existe en Cataluña. ¿Qué impedía ayer que estuviera presente en plaza Catalunya el primer secretario del PSC Pere Navarro? ¿Acaso una Cataluña dentro de España no es lo que defienden? Sea cual sea la razón, han quedado retratados. Es en momentos como el que estamos viviendo cuando hay que estar a la altura sin amedrentarse, defendiendo las ideas en las que se cree. Lamento la cobardía del partido socialista que luego nos vendrá con ideas extravagantes de terceras, cuartas o quintas vías para salir de esta situación. Ya es tarde. Hay que dar la cara cuando toca, sin excusas. Miles de ciudadanos lo dejaron claro ayer. No queremos una Cataluña dividida, no queremos catalanes enfrentados entre sí. Queremos catalanes unidos en el proyecto de convivencia común que es España, queremos reivindicar nuestra democracia y nuestro Estado del Bienestar. En estos momentos es importante estar unidos, trabajar codo con codo para la prioridad del país que es recuperar la economía y crear empleo. Estoy segura de que lo conseguiremos si nos concentramos en lo que nos une. Cataluña y España: compartimos presente y seguiremos compartiendo futuro.

Som Cataluña, Somos España