Cinco minutos de la piscina al cuartel

La Guardia Civil elabora un informe para evitar que Lasarte se cruce con sus víctimas

En su primer permiso iba a firmar a un cuartel con agentes que fueron blanco de un atentado
En su primer permiso iba a firmar a un cuartel con agentes que fueron blanco de un atentado

MADRID- El etarra arrepentido Valentín Lasarte, ex miembro del «comando Donosti» –condenado por los asesinatos de Gregorio Ordóñez y Fernando Múgica, entre otros– disfrutará de un permiso de seis días en Elizondo, un municipio situado al norte de Navarra y deberá acudir todos los días al cuartel de la Guardia Civil del municipio a firmar. En esta ocasión los agentes, al tener conocimiento de que será en dicho municipio donde disfrute de su permiso penitenciario, iniciaron una investigación para comprobar que ninguno de los agentes que trabajan en el cuartel han sido víctimas directas de las acciones terroristas de Lasarte. Tras comprobar que no existe ningún agente víctima directo del preso han remitido un informe al juez de Vigilancia Penitenciaria encargado de conceder la libertad al etarra. Con ello tratan de evitar que, al igual que ocurrió cuando Lasarte disfrutó de su primer permiso de tres días, en Lodosa (Navarra) vuelta a coincidir con alguna de sus víctimas.

Entre los requisitos impuestos a cualquier reo para obtener un permiso está el de no acercarse a ninguna de sus víctimas en un radio concreto. Esto no ocurrió cuando Lasarte disfrutó de su primer permiso ya que algunos de los agentes del cuartel de Lodosa, donde el etarra acudió a firmar durante los tres días que pasó con su familia, habían sido víctimas del etarra. Algunos de los agentes destinados en Lodosa trabajaban en el cuartel de Arnedo en agosto de 1995 cuando éste fue objeto de un atentado en el que participó Lasarte provocando 40 heridos y numerosos daños materiales. Lasarte, al conocer este dato remitió una carta al sargento del cuartel de Lodosa para trasladarle su arrepentimiento y mostró su disposición en pasar su nuevo permiso en cualquier otro lugar. Por ello, Lasarte pasará sus seis días de permiso en Elizondo, un municipio gobernado por Bildu (5) gracias al apoyo de NaBais (1) y a IE (2). La formación abertzale obtuvo los mismos resultados que UPN que logró cinco concejales. En los últimos días, la alcaldesa de Bildu del municipio denunció haber sido objeto de amenazas por no colocar la enseña navarra en la fachada del Ayuntamiento.

Un paraje idílico en la frontera

Valentín Lasarte pasará sus seis días de permiso penitenciario en un hotel del valle de Baztán junto a su pareja y su hijo. Deberá ir todos los días a firmar al cuartel de Elizondo, a una distancia de alrededor de 20 minutos andando o cinco en coche de donde está situado el hotel donde presumiblemente se alojará, que cuenta con dos piscinas. Elizondo es la capital del valle de Baztán y estará a escasos 17 kilómetros de la frontera con Francia y rodeado de prados, bosques y pequeñas montañas.