CiU lamenta que el Gobierno haya rechazado las ofertas de diálogo de Cataluña

CiU ve con "mucha preocupación"la actitud que detecta del Gobierno central de rechazar las ofertas de diálogo que se han lanzado desde Cataluña, tanto para realizar una consulta de autodeterminación como para resolver los problemas económicos de la Generalitat.

Es una de las conclusiones de la comisión ejecutiva nacional de CiU celebrada hoy en Barcelona y cuyo contenido ha explicado en rueda de prensa el secretario general de Unió y miembro de la permanente de la federación de CiU, Josep Maria Pelegrí.

Según el también conseller de la Generalitat, CiU apostó por el diálogo en el programa electoral de las pasadas elecciones catalanas, en el acuerdo de legislatura con ERC y en las dos resoluciones sobre la consulta aprobadas en el Parlament, pero "esta oferta no ha sido correspondida por parte del Gobierno español".

Pelegrí ha asegurado que el ejecutivo catalán quiere celebrar una consulta "dentro del marco de la legalidad", a lo que el Estado, ha dicho, responde impugnando la declaración de soberanía del Parlament y recurriendo al Tribunal Constitucional los nuevos tributos de la Generalitat.

"¿Qué hace el Govern en contra del Estado y el Estado qué hace en contra de Cataluña? Creo que son datos objetivos", ha reflexionado Pelegrí sobre su percepción de falta de diálogo del Gobierno a falta de que se celebre la primera reunión entre los presidentes del Gobierno español, Mariano Rajoy, y el catalán, Artur Mas, que no tiene fecha y, en principio, será privada.

Pelegrí también ha criticado la falta de sensibilidad del Estado al ejecutar "repartos desleales"del déficit y "tratar a todos los territorios por igual", lo que supone "la mayor de las desigualdades": "Cataluña no es más o menos, es diferente", ha concluido.

El secretario general de UDC ha recordado que Cataluña, en particular, ha reducido en dos años del 4,2 % al 1,9 % el déficit, lo que ha provocado problemas en las cuentas de la Generalitat y cierto conflicto social.

En una reunión extraordinaria del ejecutivo catalán el pasado fin de semana, el presidente de la Generalitat, Artur Mas, pidió a sus consellers que abrieran todas las vías de diálogo con el Gobierno, aunque dejó claro las cuestiones a las que Cataluña no renunciará: el derecho a decidir y el mantenimiento del Estado del bienestar.

Tras este llamamiento, Pelegrí, que no asistió a la reunión porque tenía un acto como conseller, ha achacado gran parte de la responsabilidad de la falta de diálogo a la actitud del Gobierno central ya desde la pasada legislatura, cuando Mariano Rajoy rechazó la petición de Mas de un pacto fiscal, una negativa que, en parte, precipitó la convocatoria de las elecciones catalanas.

Preguntado sobre qué puede hacer el gobierno catalán para acercar posiciones, Pelegrí ha respondido que ve necesaria la reunión entre Mas y Rajoy, aunque es una cita "que se tiene que preparar bien".

Pero de antemano, ha proseguido, "no vemos actitud de diálogo"del Gobierno central, a tenor de las respuestas que ha dado a las iniciativas catalanas, sobre todo a las referidas a la consulta soberanista.