Coscubiela se «independiza» de Podemos Cataluña

Fachin convoca la directiva del partido para estudiar si continúan con ICV en Sí que es Pot.

Joan Coscubiela, Lluis Raball y Miquel Iceta, en un momento del Pleno de ayer en el Parlament de Cataluña
Joan Coscubiela, Lluis Raball y Miquel Iceta, en un momento del Pleno de ayer en el Parlament de Cataluña

Fachin convoca la directiva del partido para estudiar si continúan con ICV en Sí que es Pot.

La tormenta política perfecta que está teniendo lugar en los últimos días con epicentro en el Parlament catalán se ha cobrado una victima colateral inesperada: la cohesión interna del grupo parlamentario de Catalunya Sí que es Pot, que venía incubando desavenencias casi desde su constitución en la últimas autonómicas catalanas. La tensión ha llegado a un punto tal que el secretario general de Podem Catalunya, Albano Dante Fachin, convocó ayer al Consejo Ciudadano de su partido para decidir si sigue manteniendo grupo parlamentario unificado con ICV, la formación a la que pertenece el portavoz Joan Coscubiela, cuya contundencia atacando las argucias parlamentarias de los secesionistas han provocado de la ejecutiva de sus socios morados.

La disensión estalló poco después de que empezara el pleno del miércoles, cuando se votó la alteración del orden del día para tramitar la ley del referéndum. Todo el grupo votó en contra menos tres diputados de Podem –el propio Fachin, Joan Giner y Ángeles Martínez, que poco después retiraría las banderas españolas que habían depositado en sus escaños los diputados del PP–, que se abstuvieron. Pero fue otro el hecho que reveló en su totalidad la descomposición interna que aqueja a este sector de la extrema izquierda catalana: ni siquiera entre el Podem de Albano Dante Fachin y el Podem fiel a la cúpula central de Pablo Iglesias hubo acuerdo ya que mientras los de Fachin se abstuvieron en la votación sobre el trámite de la ley de referéndum, Jessica Albiach –miembro del Consejo Ciudadano Estatal de Podemos y líder del sector crítico en Cataluña– votó con Coscubiela y el resto en contra del trámite que, entre otras cosas, hizo imposible a los partidos de la oposición acudir al Consejo de Garantías Estatutarias.

Y no sólo eso. Poco después los tres diputados de Podem y el de EUiA (el tercer partido de la coalición, tradicional mediador entre Podem y ICV) se levantaban y se iban después de que Coscubiela se negara a dividir el cuarto de hora de intervención en el debate entre el presidente del grupo –Lluís Rabell, independiente pero cercano a ICV– y Fachin. «Si ICV no quiere mantener la pluralidad del grupo, quizá ICVn o tenga que estar en el grupo», dijeron fuentes de Podem.