El ciudadano, por la acera; la basura, por la cloaca

Homenaje a Gregorio Ordóñez 18 años después de su asesinato

En vida, Gregorio Ordóñez destacó por ser el más valiente y el más claro. Puede afirmarse que, frente al terrorismo y el nacionalismo, inauguró un modo de hacer política en el PP del País Vasco, un estilo que duró dos décadas. Gregorio Ordóñez solía decir sin complejos que los ciudadanos tenían derecho a ir por las aceras y a que la basura fuera por las cloacas. El modo de hacer política de Gregorio Ordóñez fue exitoso incluso después de muerto, hasta el punto de que en el año 2001 el PP del País Vasco, con un mensaje nítido, consiguió 330.000 votos. El punto álgido de su manera de entender la política fue la ley de partidos y la ilegalización de Batasuna. Pero, ¿qué queda hoy de Gregorio Ordoñez? Queda su memoria, quedan miles de personas que le recuerdan. Sin embargo, en lo político vivimos una situación inversa, desde que el Tribunal Constitucional abrió las tapas de las alcantarillas y la basura salió de las cloacas para ocupar las instituciones. Y lo que es peor: parece que nadie quiere revertir esta situación. En el 18 aniversario de su muerte, la mejor manera de honrar la memoria de Gregorio Ordóñez es trabajar para que su legado político perdure.