El director de la «Unesco islámica» en España, ex cargo electo del PSOE

Abdussamad (antes Antonio) Romero junto a la mezquita de Puebla (Granada)
Abdussamad (antes Antonio) Romero junto a la mezquita de Puebla (Granada)

La Isesco ve una «provocación» que la Mezquita sea católica

LA RAZÓN informaba de que la Isesco –el organismo de la Organización para la Cooperación Islámica que realiza las mismas funciones que la Unesco en Naciones Unidas– había emitido una nota en la que calificaba de «una provocación para todos los musulmanes del mundo, especialmente los españoles» el que, según creen, el Cabildo de la Catedral esté borrando el carácter islámico de la Mezquita. Además felicitaban la «valentía» del consejero de Turismo de la Junta, Rafael Rodríguez (IU), por denunciar estos presuntos hechos. Pues bien, al parecer los lazos entre esta organización islámica –financiada por 52 naciones musulmanas, entre ellas Irán, Arabia Saudí, Emiratos Árabes Unidos o Qatar– viene de tiempo atrás. El hombre fuerte de la Isesco en España, Abdussamad Romero, fue concejal del PSOE en la localidad granadina de Puebla de Don Fadrique. Previamente había sido teniente alcalde con Izquierda Unida y, posteriormente, fundó un partido político (Confederación de Electores de Puebla y Almanciles) con el que ostentó el cargo de alcalde durante cuatro años.

Abdussamad Romero, natural de Puebla, se covirtió al Islam en 1980, con 27 años. Antes se había llamado Antonio. Tras su conversión se trasladó a La Meca, donde estudió en la universidad Umm Al-Qora especializandose en árabe y estudios islámicos. A su vuelta a España, con fondos árabes (probablemente procedentes del emirato de Sharja, cuyo jeque, Al Qasimi, es uno de los grandes promotores del islam en todo el mundo) fundó en su pueblo natal el Centro Cultural Azzagra, un complejo de 127 hectáreas localizado en la reserva natural de la Sierra de Segura con mezquita propia y capacidad para albergar a 1.000 personas y una sala de conferecias con capacidad para 300 delegados. «Las instalaciones están bien conectadas con los aeropuertos internacionales de Alicante, Granada y Murcia», reza la página web del Centro Cultural Azzagra, que fue inaugurado por el citado emir Bin Muhammad Al Qasimi, príncipe soberano de uno de los 8 Emiratos Árabes Unidos. Además del centro de estudios de Puebla, el emir también pagó de su bolsillo la mezquita de Los Bermejales (Sevilla) y la rehabilitación de la muralla de El Albaicín en Granada.

El Centro Cultural Azzagra se autodefine como «un complejo cultural y educativo cumplidor de la Sharia que ha estado ofreciendo durante 16 años actividades de aprendizaje e investiación con el especial objetivo de preservar la herencia del islam y el legado de Al-Andalus». Curiosamente la alusión al respeto por la «Sharía» sólo aparece en la versión en inglés del web. En la versión en español falta. Su biblioteca cuenta con 6.000 libros y con una nada desdeñable colección de manuscritos árabes.