El Gobierno asegura que defenderá la ikurriña «donde haga falta»

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría.
La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría.

Sáenz de Santamaría pide «respeto» para los vascos y su bandera «constitucional».

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha pedido este viernes "respeto"para los ciudadanos vascos y su bandera "constitucional, legal y legítima", que el Ejecutivo "defenderá donde haga falta".

En la rueda de prensa para dar cuenta de los asuntos tratados por el Consejo de Ministros, Sáenz de Santamaría se ha referido, a preguntas de los periodistas, a la polémica suscitada por la inclusión de la ikurriña en un listado de ejemplos de banderas prohibidas para el público asistente al próximo festival de Eurovisión, que este año se celebra en Estocolmo.

Los organizadores del evento colgaron en su sitio web un documento en el que explican la política de banderas del concurso, para que el público que asistirá al certamen sepa qué enseñas están permitidas y cuáles no.

El concurso prohíbe, entre otras, las banderas "locales, regionales y provinciales"y solo permite las enseñas de naciones reconocidas como miembros de Naciones Unidas. El problema se ha generado porque ese documento que detalla qué tipo de banderas están permitidas se acompaña de un listado de ejemplos de banderas prohibidas, donde se muestra la ikurriña junto a la enseña del grupo terrorista Estado Islámico y de otros territorios como Palestina, Kosovo, o la república turcochipriota.

Sáenz de Santamaría ha señalado que el Consejo de Ministros ha dado instrucciones al jefe de la diplomacia, José Manuel García-Margallo, para que se pusiera en contacto con las autoridades suecas con el fin de que se rectifique esa lista negra. Y también ha indicado que el presidente de RTVE, José Antonio Sánchez, ha hecho gestiones en el mismo sentido para transmitir que la ikurriña no puede ser "tratada de este modo".