El Supremo no frenará la intervención de las cuentas de la Generalitat

El Govern ha pedido medidas cautelares para impedir que el Gobierno se haga cargo así del pago de los servicios básicos en Cataluña

La Generalitat ha recurrido hoy ante el Supremo para impedir que el Gobierno central intervenga sus cuentas y se haga cargo así del pago de los servicios básicos en Cataluña, pero, al no haber solicitado medidas cautelarísimas, el tribunal no se verá obligado a pronunciarse en los próximos días.

La Generalitat ha recurrido hoy ante el Supremo para impedir que el Gobierno central intervenga sus cuentas y se haga cargo así del pago de los servicios básicos en Cataluña, pero, al no haber solicitado medidas cautelarísimas, el tribunal no se verá obligado a pronunciarse en los próximos días.

El recurso presentado hoy por el Ejecutivo catalán incluye una petición de suspensión de la aplicación de este acuerdo, es decir, de medidas cautelares.

Pero fuentes del tribunal han recordado que ese trámite obliga a dar traslado a las partes para que presenten alegaciones y que, en el caso de la parte demandada (la Abogacía del Estado), ese plazo es diez días.

Si el Ejecutivo de Carles Puigdemont hubiera solicitado una suspensión cautelarísima, el Supremo se habría visto obligado a resolver en un plazo de 48 horas, con lo que existiría la opción de de frenar de inmediato el acuerdo del Ejecutivo central, informa Efe.

Dicho acuerdo implica que el Gobierno asuma el control de los gastos esenciales de Cataluña -educación, sanidad, servicios sociales y nóminas, principalmente- después de que el Ejecutivo catalán se negara a seguir remitiendo un informe semanal de sus gastos al Ministerio de Hacienda para verificar que no derivaba recursos públicos al referéndum.

Se publicó el sábado en el Boletín Oficial del Estado (BOE) y, además de la intervención de las cuentas sobre los gastos esenciales, también supuso abrir un plazo de 48 horas para que el presidente catalán, Carles Puigdemont, adoptara un acuerdo de no disponibilidad respecto a gastos no esenciales.

El Ejecutivo catalán ha recurrido ante el Supremo porque entiende que el Gobierno central hace un uso "ilegal"de la ley de estabilidad financiera para aplicar a Cataluña el artículo 155 de la Constitución -el relacionado con la intervención de una comunidad- "por la puerta de atrás".

El secretario de Economía de la Generalitat, Pere Aragons, en una entrevista de TV3 recogida por Europa Press, en la que ha sostenido que las medidas cautelares buscan la suspensión del procedimiento porque "puede provocar un agravio importante"a la ciudadanía.

Se ha mostrado confiado en que las medidas prosperen porque hay jurisprudencia del Tribunal Supremo que así lo indica: "No puede ser que el Consejo de Ministros acabe con la financiación autonómica, que es una ley orgánica", ha insistido.

Las medidas anunciadas este lunes se suman al recurso que presentará la Conselleria de Economía a la decisión anunciada por el Ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, porque consideran que no está amparada bajo ninguna ley.

Aragons ha afirmado que la celebración del referéndum no depende de los pagos que pueda hacer la Generalitat en los próximos quince días y ha considerado que si el Govern hubiese seguido justificando los gastos, el Ejecutivo central habría intervenido las cuentas de todos modos.

Preguntado por un eventual bloqueo de las cuentas de la Generalitat por parte de entidades bancarias, Aragons ha manifestado que una medida de este tipo "no tiene base legal"para poder ejecutarse y ha acusado al Gobierno de Mariano Rajoy de estar poniendo en riesgo los servicios públicos.