Política

El inmigrante con meningitis permanece sedado y con ventilación mecánica

Imagen del Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes de Melilla (CETI)
Imagen del Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes de Melilla (CETI)

El inmigrante de origen subsahariano afectado de meningitis permanece ingresado en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del Hospital Comarcal de Melilla aislado, sedado y con ventilación mecánica.

Según el parte médico facilitado por el Instituto Nacional de Gestión Sanitaria (Ingesa), se trata de un paciente varón de 19 años y procedente de Gabón, al que le consta entrada en España el 18 de febrero de 2014.

El joven acudió al servicio de Urgencias del Hospital Comarcal de Melilla el pasado sábado a las 16:00 horas con dolor suprapúbico, con episodios de vómitos aislados y discreta desorientación temporoespacial, al tiempo que se le detectó rigidez en la nuca en la exploración.

Tras practicarle un TAC craneal y una punción lumbar, se le diagnosticó meningitis aguda bacteriana, por lo que ingresó en la UCI con respiración espontánea, iniciándose el tratamiento antibiótico (Vancomicina y Ceftriaxona IV).

El paciente permaneció estable hasta el día de ayer, cuando sufrió un "síndrome de distress respiratorio"a partir del que requirió ventilación mecánica.

La situación actual es estable dentro de la gravedad, con diagnóstico de meningitis bacteriana complicada con shock séptico y Síndrome Retroviral Agudo (SRA).

Por su parte, la Consejería de Bienestar Social y Sanidad afirma que la enfermedad está causada por la bacteria Neisseria meningitidis del serogrupo W, un tipo que es poco frecuente en España donde se registran algunos casos esporádicos cada año, siendo más frecuente en el llamado cinturón de la meningitis en el Sahel africano.

Desde la detección y confirmación del caso se han llevado a cabo todas las medidas de prevención y control incluidas en el protocolo de vigilancia epidemiológica de las Enfermedades de Declaración Obligatoria de la Red Nacional de Vigilancia Epidemiológica.

Se han identificado todos los contactos cercanos definidos como las personas que conviven con el caso, las personas que han pernoctado en la misma habitación del caso los 10 días anteriores a su hospitalización y el personal sanitario que haya tenido contacto directo con las secreciones nasofaríngeas del enfermo.

En concreto, se ha considerado contacto cercano a todos los residentes en la habitación donde pernoctaba el inmigrante en el CETI de Melilla desde su llegada, a todos los contactos cercanos, a todo el personal que presta servicio en el CETI y a todo el personal sanitario que atendió al paciente en el hospital.

De esta manera, se ha administrado quimioprofilaxis (QPX), para evitar la aparición de casos secundarios y reducir la transmisión a un total de 226 personas.

Como medida de prevención adicional, se ha solicitado la vacuna frente a Nesisseria meningitidis conjugada tetravalente (A, C, Y, W) que se administrará a todo el personal que presta servicios en el CETI y a todo el personal sanitario que atendió al paciente en el hospital.

"El elevado número de inmigrantes que acoge el CETI en los últimos días ha supuesto que el número de contactos cercanos del caso haya sido potencialmente superior a lo habitual ante la detección de un caso de enfermedad meningocócica", afirma la Consejería de Bienestar Social.