Política

El juez Pedraz comunicó a “Txeroki”, quien regresará a una prisión francesa, su procesamiento por el atentado de la T4

Una vez que ha sido juzgado, el terrorista regresará a Francia y será la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional la que fije el juicio por esa nueva imputación

Una vez que ha sido juzgado, el terrorista regresará a Francia y será la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional la que fije el juicio por esa nueva imputación

Publicidad

El ex jefe de ETA Garikoitz Aspiazu Rubina, «Txeroki», regresará próximamente a la prisión francesa donde cumple condena, pero en fechas no muy lejanas es más que previsible que vuelva a la Audiencia Nacional para ser juzgado por su preseunta participación en los atentados de la T-4 de Madrid, en diciembre de 2006, en los que fallecieron dos ciudadanos ecuatorianos. Cuando “Treroki» fue trasladado a España para ser juzgado por el asesinato del juez Lidón, del que ha sido absuelto, el magistrado Santiago Pedraz le comunicó el auto de procesamiento por el atentado de Barajas, a la vez que llevó a cabo la correspondiente declaración indagatoria.

Una vez que ha sido juzgado, el terrorista regresará a Francia y será la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional la que fije el juicio por esa nueva imputación y decida entonces solicitar a las autoridades galas de nuevo la entrega para que pueda ser juzgado por esos hechos. De esta forma, será la Sala que deba enjuiciarle quien tenga que pedir su entrega de nuevo, pero, hasta entonces, regresará a Francia, ya que su entrega había sido concedida de forma temporal y para un caso concreto. La única opción, pero poco probable, según fuentes jurídicas, de que continuara en una prisión española es que se señalara de forma inmediata el juicio, algo que no es previsible, ya que todavía se deben cumplimentar algunos trámites, como la presentación de los escritos de calificación y defensa o dictar el correspiente auto de señalamiento de la vista.

Publicidad

El magistrado acusa a Txeroki, Joseba Aranibar, Mikel San Sebastián, Igor Portu y Mattin Sarasola de dos asesinatos terroristas, 68 delitos de lesiones terroristas y estragos terroristas. Además procesa a Txeroki y Aranibar de un delito de detención ilegal terrorista y robo con violencia e intimidación terrorista por la sustracción de la furgoneta empleada para realizar el atentado y el secuestro de su propietario.

Publicidad