El PSOE «apelará a la comunidad internacional» si el Gobierno aplica el artículo 155 en Cataluña

Hace dos años no descartaba respaldar al Ejecutivo si éste se veía obligado a aplicar el artículo 155 de la Constitución y ahora recurrirá a la comunidad internacional para frenarle si lo intenta

El secretario general de los socialistas, Pedro Sánchez, junto al presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont en una imagen de archivo

Hace dos años, Pedro Sánchez se reunía con los barones y su respuesta era unánime: apoyar al Gobierno de Mariano Rajoy si éste se veía obligado a aplicar el artículo 155 de la Constitución. Hoy, anuncian que recurrirán a la comunidad internacional para detenerlo si lo intenta.

Hace apenas dos años, casualmente Pedro Sánchez, se reunía con los barones de su partido para fijar una postura frente al desafío catalán. La respuesta fue unánime y los socialistas no descartaron apoyar al Gobierno de Mariano Rajoy si éste se veía obligado a aplicar el artículo 155 de la Constitución.

Pues bien, tras resurgir de sus cenizas, los de Pedro Sánchez han decidido, al parecer, cambiar su postura en distintos temas. Así, ayer nos sorprendían con su cambio de postura respecto al acuerdo comercial entre la Unión Europea y Canadá; hoy le toca el turno al desafío catalán.

Hoy, la secretaria de Cohesión Social del PSOE, Núria Parlon, ha anunciado que si el Gobierno suspende la autonomía catalana mediante el artículo 155 de la Constitución "apelará a la comunidad internacional"para evitarlo.

Aunque Pedro Sánchez le ha comunicado hoy al comisario europeo Piere Moscovici, con el que se ha reunido esta mañana, que apoyará frente al desafío independentista de Cataluña y que “estamos en contra del derecho de secesión y no vamos a permitir que el independentismo trate de aprovecharlo debilitando al Estado”, la nueva estrategia del líder socialista parece tener como objetivo romper cualquier lazo o relación con el Ejecutivo de Mariano Rajoy.

Parlon ha matizado que la consulta planteada por el presidente catalán, Carles Puigdemont, es "un referéndum para la autodeterminación asociada a la independencia y no es pactado con el Estado", por lo que "se sitúa fuera del marco legal vigente".

Tras recordar que aún se desconocen aspectos como cuál será el censo o quién firmará el decreto de convocatoria del referéndum, ha avisado de que, como alcaldesa de Santa Coloma de Gramenet (Barcelona), si el Tribunal Constitucional suspende dicho referéndum y las leyes en que se ampare, su consistorio "pedirá un informe al secretario municipal"del ayuntamiento. De hecho, ha confirmado que los funcionarios de su ayuntamiento "no van a incumplir la legalidad vigente".

Ya en concreto, al referirse al artículo 155 de la Carta Magna ha insistido: "Haremos todos los esfuerzos, si hace falta apelando a la comunidad internacional, para evitar una suspensión de la autonomía", ha dicho. "No estamos de acuerdo con la suspensión de la autonomía. Queremos una solución política a un conflicto político".

A su juicio, la solución para por un "reset colectivo"y sentarse en una mesa e intentar buscar una solución al problema catalán, que en el caso del PSOE pasa por una reforma federal.

Porque ha recordado que internacionalmente "no se reconoce"la autodeterminación de Cataluña porque es "un territorio con autogobierno y no está en el listado de territorios sin autogobierno o sin reconocimiento de igualdad de derechos con el territorio al que pertenecen". Y por si no se había liado ya bastante, Parlon apelaba a que, realmente, Cataluña "tiene pleno derecho a defender un mayor autogobierno, mejorar el modelo de financiación y no estar continuamente teniendo que justificar que somos y nos sentimos catalanes". En definitiva, los socialistas se sitúan en un continuo "ni contigo ni sin ti".