El PSOE reúne a sus secretarios provinciales para «orientar» la Conferencia Política

El secretario de Organización del PSOE, Óscar López, ayer
El secretario de Organización del PSOE, Óscar López, ayer

Empieza la cuenta atrás. A dos semanas de la Conferencia Política del PSOE, la dirección federal ha decidido convocar a vicesecretarios generales y secretarios provinciales de todos los territorios para «ordenar» los trabajos e intentar consensuar posiciones ante la lluvia de enmiendas que ha provocado entre la militancia la ponencia marco. Y esto a pesar de que, como recuerda algún barón, por primera vez en la historia del partido los compromisarios/delegados van en representación de sí mismos y no de la federación a la que pertenecen.

La cita a la que han sido convocados los segundos niveles territoriales será hoy en la calle Ferraz y en ella se intentará sondear cómo respiran en las distintas federaciones. De momento, el texto ha recibido más de 12.600 aportaciones, de las cuales 2.159 (un 20 por ciento del total) tienen que ver con la modernización del partido. El otro 80 por ciento restante son ideas sobre el «modelo de país». Las primeras sobre todo apuntan sugerencias sobre fechas y requisitos que deben regir en las primarias abiertas que elegirán al próximo candidato, pero también sobre la elección del secretario general mediante voto directo de todos los militantes –una fórmula que ya se rechazó en el Congreso Federal de Sevilla–, además de nuevas figuras de militancia y participación política, los «tres grandes ejes» sobre los que están pivotando los trabajos para la modernización del partido. Por primera vez también en la historia del PSOE, las enmiendas presentadas no han sido canalizadas a través de las federaciones, sino que se han enviado a título inidividual, lo que hace más difícil cualquier pretensión de controlar los debates y, por supuesto, las votaciones.

La Conferencia Política, pues, no se librará del debate sobre las primarias, si bien la decisión sobre su fecha no saldrá de este cónclave, sino del Comité Federal que está previsto celebrar antes o inmediatamente después de las Navidades. Será el máximo órgano entre congresos el que apruebe el reglamento de las primarias y su calendario. Así lo reiteró ayer por enésima vez el secretario de Organización, Óscar López, quien recordó que el cónclave de los días 8, 9 y 10 de noviembre será el resultado del «diálogo permanente» que el partido ha mantenido en los últimos ocho meses para definir las reformas que deben llevarse a cabo en España y el modelo de país que quieren los socialistas para la próxima década.

López anunció también que, además de las cuatro comisiones que habrá en la Conferencia Política –sobre Economía y Empleo; Estado Social; Unión Europea y Reformar la Democracia, y PSOE– habrá seis foros de debate abiertos, en los que habrá oportunidad de intercambio de opiniones sobre otros tantos «temas centrales en el nuevo proyecto socialista». Cuatro de ellos, sobre reforma local, medio ambiente, economía y empleo y laicidad, tendrán lugar el sábado por la mañana, mientras que los otros dos se celebrarán esa tarde. Será, como ayer avanzó este diario, el foro sobre globalización que dirigirá el ex presidente del Gobierno Felipe González y otro sobre igualdad, que ordenará José Luis Rodríguez Zapatero. Ambos pilotarán debates sobre asuntos en los que tienen una «muy reconocida trayectoria», afirmó López.