El Rey cambia la bandera de sitio para que «ondee de forma permanente»

Entrada principal de las dependencias de la Casa del Rey en la Zarzuela
Entrada principal de las dependencias de la Casa del Rey en la Zarzuela

La bandera de España se ha mudado dentro de los muros del Palacio de La Zarzuela. Ayer, la página web de la Casa del Rey cambió la imagen tradicional de la insignia española, ubicada cerca del Cuerpo de Guardias, para publicar su nueva ubicación: frente a la entrada principal de las dependencias de la casa del Rey y el conocido como el Pabellón de Magnolias. Eso no supondrá únicamente un cambio de lugar, sino que a partir de ahora su izado y arriado diario se reservará a unas fechas especiales. Hasta hace unas semanas, según explican desde Zarzuela, la Casa había mantenido la tradicional ceremonia diaria de la bandera a cargo de la Guardia Real, que se realizaba a primera y a última hora de la tarde. En conversación mantenida con este periódico, un portavoz de Zarzuela explica lo mismo que refleja la página digital: «Su Majestad el Rey ha dispuesto que la Bandera de España se sitúe y ondee permanentemente

frente a la entrada principal de las dependencias de la Casa de Su Majestad el Rey, en el Palacio de La Zarzuela». Día y noche La explicación, aseguran, se debe a que si antes permanecía en lo alto del mástil sólo durante el día, de este modo también lo estará durante la noche. Eso sí, se mantendrá siempre estática, terminando con el ritual desde hace tantos años, salvo en circunstancias especiales: se celebrarán cuatro ceremonias anuales de izado y arriado de la enseña nacional y coincidirán con el 6 de enero, día de la Pascua militar; 19 de junio, día de su proclamación como Rey; 12 de octubre, día de la Fiesta Nacional, y 6 de diciembre, día de la Constitución. Esta tradición era la misma que siguen las instalaciones militares españolas: a primera hora de la mañana un toque de corneta avisa del izado de la bandera, y el mismo proceder se sigue al atardecer durante el arriado, momento en el que el pelotón se coloca frente al ocaso y realiza el toque de oración, en homenaje a los caídos.