España

El Rey ensalza la bandera y la Constitución como símbolos de unidad

Don Felipe aboga por una «adecuada capacidad de las Fuerzas Armadas» para hacer frente a las amenazas.

Don Felipe aboga por una «adecuada capacidad de las Fuerzas Armadas» para hacer frente a las amenazas.

Publicidad

La celebración de la Pascua Militar tuvo el pasado como protagonista al Rey Juan Carlos. Felipe VI quiso homenajear al que también es capitán general de los Ejércitos (en la reserva) por sus "años de servicio leal a España", justo cuando se conmemoraban los 40 años de una Constitución que él rubricó. Pero este año la normalidad castrense ha vuelto a ser la nota dominante y este tradicional acto ha servido para que el Rey ensalce la labor de las Fuerzas Armadas. Pero sobre todo, Don Felipe ha querido ensalzar la bandera y la Constitución como “signo de soberanía,independencia, unidad e integridad de nuestra Nación”.

Todo ha comenzado a las 12:00 horas, cuando Don Felipe y Doña Letizia han hecho su entrada en el Patio de la Armería del Palacio Real, donde ha sido recibido por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez - se estrena en esta festividad-, por el Jefe de Estado Mayor de la Defensa (JEMAD), general Fernando Alejandre, y los ministros de Defensa e Interior, Margarita Robles y Fernando Grande-Marlaska, respectivamente. Tras pasar revista a las tropas, Felipe VI, vestido con uniforme de gala del Ejército de Tierra, se ha dirigido junto a la Reina al interior para saludar a las comisiones de las Fuerzas Armadas y la Guardia Civil.

Publicidad

Una vez en el Salón del Trono y tras la imposición por parte del Rey de una veintena de condecoraciones, la ministra de Defensa ha sido la primera en intervenir ante los representantes de los Ejércitos y la Armada. Robles ha hecho un balance de los logros conseguidos en estos primeros siete meses de Gobierno socialista, ha prometido seguir impulsando mejoras en la calidad de vida de los efectivos y ha hecho hincapié en la importancia de abrirse a nuesvos teatros de operaciones, como el espacio, para garantizar también desde él la seguridad de los españoles.

Publicidad

Tras ella, Don Felipe ha pronunciado un discurso que ha arrancado con numerosas menciones a los símbolos, como es el caso de la enseña nacional, de la que ha dicho también que “es reflejo de nuestra historia y diversidad, y representa nuestra confianza en el futuro”. Además, ha apuntado que “representa nuestro deseo de seguir construyendo una sociedad libre y democrática”, unas palabras que llegan en plena ofensiva independentista en Cataluña. Eso sí, ninguna alusión a la crisis catalana.

En ese elogio a la Constitución, el Monarca ha querido reconocer la defensa que hacen de ellas las Fuerzas Armadas, “profundamente identificados” con ella. “El compromiso de todos ellos con los valores democráticos ha sido indispensable para la consecución y el mantenimiento de la estabilidad y la seguridad de España”, ha destacado.

En el plano más castrense, Don Felipe ha resaltado la importante trnsormación de los Ejércitos y la Armada y ha elogiado la labor que realizan los militares españoles en las misiones en las que participan en el exterior junto con otros países aliados. De hecho, ha recordado que este año se cumplen 30 años de la primera operación de mantenimiento de la paz en la que participaron las Fuerzas Armadas EN 1989 (UNAVEM, Angola).

Publicidad

En este punto ha destacado la importancia de una de las misiones en la que España está más comprometida: la operación Atalanta contra la piratería en el Índico, en la que nuestro país participa desde su inicio en 2008. Y ha recordado que a partir de marzo, el Cuartel Operacional de la misma funcionará desde la base de Rota (Cádiz).

Don Felipe ha señalado que la seguridad y la Defensa “comprometen a toda la sociedad española y a sus instituciones” como “pilar básico para su progreso y bienestar”, por lo que ha hecho hincapié en la necesidad de una “adecuada capacidad de las Fuerzas Armadas” para disuadir frente a riesgos y amenazas. Junto a esto, el Rey se ha centrado en los recién cumplidos 30 años de presencia femenina en los Ejércitos y la Armada, asegurando que “se ha logrado su integración total”.

El Rey ha concluido reconociendo la “eficaz y constante labor de servicio” de los militares y les ha reiterado el “apoyo permanente de la Corona”.

Una vez finalizado el acto, los Reyes han ofrecido un vino de honor a los asistentes en el Salón de Columnas.