El «no» a Rajoy de PNV y CDC ante el Rey ratifica el bloqueo

Coinciden, con las alianzas de Podemos, en que Felipe VI quiere «evitar otras elecciones».

El Rey Felipe recibió en el Palacio de la Zarzuela al portavoz del PNV en el Congreso, Aitor Esteban
El Rey Felipe recibió en el Palacio de la Zarzuela al portavoz del PNV en el Congreso, Aitor Esteban

Coinciden, con las alianzas de Podemos, en que Felipe VI quiere «evitar otras elecciones».

La segunda ronda de consultas del Rey mantuvo ayer la misma sensación de bloqueo político que el martes. Don Felipe se reunió con los diputados del PNV, Aitor Esteban Bravo; la de En Marea, Alejandra Fernández Gómez; el de Convergència, Francesc Homs; el de Compromís, Joan Baldoví y el de En Comú Podem, Francesc Javier Domènech. Ninguno de estos parlamentarios de los partidos con representación en el Congreso tiene pensado apoyar a Mariano Rajoy en caso de que vaya a una investidura. Y el martes, después de entrevistarse con otras cinco fuerzas políticas minoritarias, Don Felipe constató que apenas dos, Foro Asturias y UPN, están por la labor de darle el «sí», sin contar con la, en apariencia, neutral Coalición Canaria, que abogó por que todos los partidos se abstengan para facilitar la formación de un gobierno y evitar unas terceras elecciones. Esta situación coloca cada vez más el foco sobre el PSOE y Ciudadanos como únicas alternativas para que las cuentas sumen y el actual líder del Ejecutivo en funciones pueda formar Gobierno.

El primero en aparecer por la «palestra» de la Cámara Baja para informar sobre qué le trasladó al Monarca fue Aitor Esteban. En un lenguaje muy directo y enfático, despejó las dos incógnitas más importantes: no apoyará a Rajoy ni en una primera ni en una seguna votación, y desligó la cesión de los senadores que ha hecho el PP a su partido, de cualquier pacto. Para Esteban, se trató de una cuestión de «cortesía», ya que el PSOE dificultó la operación, a diferencia de otras veces. Y no escatimó en críticas hacia Sánchez. «Tiene la llave para desbloquear la actual situación política, que no se escaquee ni busque compañeritos de viaje». ERC, al igual que EH Bildu, declinaron reunirse con el Jefe del Estado, pero el diputado del partido independentista catalán, Rafael Rufián, ya declaró que votará en contra.

Si el primer día de consultas los encargados políticos dn entrevistarse con el Rey se centraron en mostrar el incremento en la «preocupación» de Don Felipe ante el escaso, o nulo, avance en las negociaciones políticas, ayer Alejandra Fernández anunció que el Jefe del Estado le transmitió la «necesidad de evitar unas terceras elecciones». Fernández insistió en su «rotundo no» a Rajoy, al que tachó de «ni-ni» en cuanto, a su juicio, inmovilismo para llegar a un acuerdo de gobierno. Impresión que corroboró Francesc Homs, quien calificó de «horrorosa» la posibilidad de llegar a unas terceras elecciones, pero sin que él ofrezca otra alternativa que llegar a un acuerdo con el PSOE. «Estaríamos dispuestos a hablar», manifestó.

Comprimís y En Comú, las otras dos alianzas de Podemos junto con En Marea, tampoco favorecerán una investidura de Mariano Rajoy, como cabía esperar. Baldoví dijo, sin florituras, que «cualquier posibilidad de pacto que impidiera que Rajoy estuviera en la Presidencia sería sana e higiénica para este país», por lo que le comunicó al Rey su propuesta de una conformación de Gobierno «transversal», que no tendría que ser exclusivametne de izquierdas, sino que podría incluir a Ciudadanos. Baldoví también compartió con los periodistas que Don Felipe le había transmitido directamente su preocupación ante el escenario de unos nuevos comicios. Javier Domènech también palpó la preocupación del Jefe del Estado ante la posibilidad de unas terceras elecciones o de que el «bloqueo político» no permita que empiecen los plazos para una investidura.