El secretario de las Infantas se declara inocente y pide declarar ante el juez

García Revenga, en la imagen junto a la Infanta Cristina, afirma que es ante el juez donde mejor puede explicar su relación con el caso
García Revenga, en la imagen junto a la Infanta Cristina, afirma que es ante el juez donde mejor puede explicar su relación con el caso

El secretario de las Infantas Elena y Cristina, Carlos García Revenga, declara su inocencia en el caso Nóos y pedirá comparecer ante el juez instructor.

La nueva oleada de correos electrónicos remitidos al juez José Castro por Diego Torres, el ex socio de Iñaki Urdangarín en el Instituto Nóos, ya ha traído consecuencias. El secretario de las Infantas, Carlos García Revenga, remitió ayer un comunicado a la agencia Efe en el que se declara inocente y anuncia su intención de solicitar al juez que le tome declaración en relación a los últimos correos aportados por Torres, en los que el duque de Palma le ponía al corriente y le pedía consejo sobre diversas cuestiones relacionadas con sus actividades empresariales.

«Declaro mi inocencia respecto de las actividades que se investigan en la citada causa», subraya García Revenga –que fue tesorero de Nóos cuando el duque de Palma presidió la asociación, entre septiembre de 2003 y marzo de 2006– «ante las noticias e interpretaciones» difundidas sobre su relación con los hecho investigados.

«Ningún beneficio»

«Pese a mi condición de tesorero del Instituto Nóos, nunca tuve firma autorizada en sus cuentas, ni poder de decisión en la gestión de las mismas ni en su contabilidad; y, de ninguna forma, directa o indirectamente, he recibido ningún tipo de remuneración ni de beneficio», subraya. Eso sí, admite que como asesor de las Infantas pudo «mezclar, en ocasiones, gestiones propias de mi puesto con otras relacionadas con actividades privadas de los Duques de Palma». Algo que achaca a «una relación más estrecha que la estrictamente profesional» entablada en los últimos 20 años con Doña Elena y Doña Cristina, «no pudiéndome negar, en razón de esta circunstancia, a prestar las ayudas que me solicitaban».

«Dada la ingente cantidad de información que actualmente se difunde sobre mi relación con las actividades del duque de Palma –asegura García Revenga– creo que no es el camino adecuado desmentir a los medios de comunicación ni entrar a precisar matices ni corregir imprecisiones sobre los "e-mails"publicados». Para el secretario de las Infantas y ex tesorero del Instituto Nóos, «el camino adecuado, y así lo voy a solicitar al señor juez que instruye la causa, es que me llame a declarar». Y es que, a su entender, «es en el ámbito judicial donde es más conveniente expresar mi relación con este caso».

Pero antes de que García Revenga diese un paso al frente, el sindicato Manos Limpias, personado en el procedimiento como acusación popular, ya había solicitado al instructor que llamase a declarar como testigo al secretario de las Infantas Elena y Cristina. En el mismo escrito, también pide a Castro que cite como testigo a la princesa Corinna Zu Sayn, igualmente con unos correos remitidos por Torres como argumento. En los mismos, un empleado de Nóos agradecía a la aristócrata alemana su asistencia en 2004 al Valencia Summit, uno de los foros sobre deporte y turismo organizado por Urdangarín y Torres.