El Senado da vía libre a la aplicación del artículo 155 con un respaldo del 80%

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, recibe los aplausos de los miembros del grupo parlamentario popular / Efe
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, recibe los aplausos de los miembros del grupo parlamentario popular / Efe

Cuarenta y cinco minutos después de que el Parlament de Cataluña declarase la independencia, el Senado ha aprobado esta autorización al Gobierno con 214 votos a favor del PP, PSOE, Ciudadanos, UPN, Foro y Coalición Canaria, frente a 47 votos en contra de Unidos Podemos, ERC, PDeCAT, PNV, EH Bildu y Compromís, y la abstención de Nueva Canarias.

Se han ausentado del hemiciclo durante la votación el expresidente de la Generalitat de Cataluña y senador socialista José Montilla y su compañero de partido y expresidente de Baleares, Francesc Antich.

Así, el pleno del Senado autoriza al Gobierno a destituir al presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, y a todos los miembros de su Govern, así como a limitar las funciones del Parlament y a asumir el mando de los Mossos al amparo del citado artículo de la Carta Magna.

El texto definitivo suaviza el inicial aprobado por el Consejo de Ministros el pasado sábado, ya que el PP ha aceptado dos enmiendas del PSOE, una para modular las medidas, incluso suspenderlas si cesan las circunstancias que las han originado, y otra para renunciar a controlar los medios públicos catalanes, como TV3, que seguirán dependiendo del Parlament.

Tras la aprobación de las medidas, el presidente del Senado, Pío García-Escudero, ha remitido una comunicación oficial al Gobierno, a la Generalitat de Cataluña y al Congreso de los Diputados.

Con la autorización del Senado, requisito imprescindible para la aplicación de las medidas, tal y como establece el propio artículo 155, el Gobierno ultima ya el decreto con el que las hará efectivas.

Fuentes del Ejecutivo han informado de que el decreto se está perfilando en coordinación entre el Palacio de la Moncloa y todos los ministerios, aunque, en función de lo que se considere finalmente más oportuno, en vez de uno podrían ser varios los decretos que se aprobaran.

Efe