El Supremo cree que el riesgo de que los presos del “procés” vuelvan a delinquir es “bien visible”

El tribunal vuelva a rechazar su libertad y niega que el estado de salud del hijo de Rull elimine el riesgo de que se fugue

Imagen de archivo del juicio del procés
Imagen de archivo del juicio del procés

El tribunal vuelva a rechazar su libertad y niega que el estado de salud del hijo de Rull elimine el riesgo de que se fugue.

El tribunal del “procés” ha vuelto a rechazar que los líderes independentistas en prisión provisional salgan de la cárcel al considerar que persiste el riesgo de fuga y “de modo bien visible”, el de reiteración delictiva, lo que hace “aconsejable” que persista la privación de libertad “no obstante el tiempo transcurrido”.

La Sala ratifica así la permanencia en prisión de la ex presidenta del Parlament Carme Forcadell, los ex consellers Josep Rull, Joaquim Forn y Dolors Bassa y de los líderes soberanistas Jordi Sánchez y Jordi Cuixart, cuyas defensas recurrieron en súplica en su mayoría la decisión adoptada por los magistrados el pasado 21 de junio.

En su resolución, el tribunal precisa que su decisión “no prejuzga el fallo que finalmente se dicte en esta causa”, una sentencia que previsiblemente se conocerá a finales del próximo septiembre.

La Sala reconoce la “singular excepcionalidad” del estado de salud de un hijo de Rull -que será intervenido el próximo 20 de agosto, motivo por el cual el Supremo le ha concedido un permiso extraordinario-, pero niega que, como mantiene el ex conseller, este hecho elimine el riesgo de fuga.

El tribunal asegura que no es ajeno “al impacto emotivo que la intervención quirúrgica de un hijo puede ocasionar”, pero considera suficiente para resolver “la difícil convergencia entre los derechos e intereses en juego” la concesión de permisos penitenciarios extraordinarios puntuales.

Del mismo modo, los magistrados insisten en que el dictamen de un grupo de trabajo sobre detenciones arbitrarias de la ONU, que abogó por dejar en libertad a los presos del “procés” no les vincula. Una de las notas esenciales que definen a cualquier estado de derecho, recuerdan, es la que “impide al poder ejecutivo dirigir instrucciones, requerimientos u órdenes a los tribunales”.