«Éramos pocos y llegó Sánchez»: la estrategia de Podemos tras su aterrizaje

Reconocen que su victoria les ha servido de “cierto freno” en “perspectivas de futuro”. Seguirán con su estrategia de “atacar, atacar y atacar” para polarizar. Temen que el PSOE sanchista recupere la hegemonía de la izquierda

Pablo Iglesias
Pablo Iglesias

Reconocen que su victoria les ha servido de “cierto freno” en “perspectivas de futuro”. Seguirán con su estrategia de “atacar, atacar y atacar” para polarizar. Temen que el PSOE sanchista recupere la hegemonía de la izquierda

El equipo de Argumentarios de Podemos se ha puesto manos a la obra nada más conocerse la victoria de Pedro Sánchez en las primarias socialistas. En un documento interno titulados “Éramos pocos y llegó Sánchez”, la formación de Pablo Iglesias desvela cuál será el plan de la formación tras el aterrizaje del nuevo secretario general del PSOE al tablero político.

Para el partido morado esta victoria “sanchista” consolida la moción de censura pese a los intentos del Partido Popular de “minimizarla”. Podemos seguirá apostando por su iniciativa que -según describen en el documento- ha sido una “victoria simbólica” junto a la del tramabus. Además, se aseguran de que debe seguir marcando la agenda ofensiva “de aquí al 13 de junio”. Según aseguran, Unidos Podemos sigue “en un escenario de ofensiva plena y de ocupar la centralidad del momento político que se va a mantener con toda seguridad hasta, como mínimo, la celebración y votación de la moción”. Asi, según el análisis, la formación debe seguir en el centro de todos los debates “que tengan que ver con esta o futuras mociones” y debe “atacar, atacar y atacar, como estrategia de polarización”.

Si bien reconocen que la victoria de Sánchez ha servido de “cierto freno” para la formación “en perspectivas de futuro” y que el PSOE se sitúa en un escenario de stand by que le da cierto margen de maniobra de cara a los meses venideros para recuperar la iniciativa perdida desde el ‘abstencionazo’ ”.

Según el análisis podemita, la formación debe seguir en el centro de todos los debates “que tengan que ver con esta o futuras mociones” y debe seguir con su estrategia de “Atacar, atacar y atacar, como estrategia de polarización”

Este documento, distribuido en el seno de la organización, anima a la vez a “tensionar” al PSOE para evitar su avance. “La victoria de Sánchez es la victoria de un relato. Un relato, por otro lado, que tiene que ver con una vuelta de la épica en torno a lo que representa un eje clásico izquierda-derecha de régimen. Un PSOE que vuelve a tener, supuestamente, un líder capaz de ejercer como contrapeso a la derecha y que se expresa en un retorno posible del reparto simbólico de posiciones que PSOE y PP se repartían antes del abstencionazo del PSOE”, aseguran.

Por ello, Podemos indica a sus dirigentes a mantener esa presión sobre el PSOE y no dar “ni un segundo de descanso” a su líder. “Si Sánchez cumple con su nuevo relato y trata de acercarse realmente a una alternativa de cambio junto a Unidos Podemos, los medios del régimen y su propia oposición interna no lo van a tolerar. Si no lo hace, seremos nosotros quienes lo castiguemos por ello y sus propias bases y votantes ‘reilusionados’ las que se sienten traicionadas. El PSOE, por su propia situación ‘central’, no va a tener un segundo de descanso y estará en tensión permanente desde dos polos diferentes”.

Además, insisten en que Sánchez podría liderar una moción de censura alternativa. “El PSOE podría abstenerse en nuestra moción y empezar a preparar el terreno para una moción futura en la cual poder preparar un escenario muy favorable de cara a un adelanto electoral”. “Sánchez podría intentar pactar con el PNV e incluso con Ciudadanos, una moción de censura de transición para el próximo período de sesiones”, aseguran.

“Sería pasar de nuestra ‘moción de la dignidad’ a su ‘moción de la esperanza’ o ‘moción posible’. Profundizando con ello en la idea de ser la oposición útil. Es decir, subirse en el relato de que mientras nosotros nos dedicamos a plantear mociones que no tienen recorrido, ellos negocian con seriedad, en tiempos y formas, para sacar del Gobierno al PP”, explica el documento.

Además también recuerdan que el proyecto de Pedro Sánchez ha sido siempre el de jugar con los tiempos políticos para intentar aniquilarnos como alternativa de Gobierno” y según las últimas declaraciones d eportavoces del PSOE, Podemos cree que existen “motivos para creer realmente que lo hayan modificado”.

También ponen especial atención a “no ceder” en este momento “en lo más mínimo a las trampas, vinculadas a la posibilidad de pactar una moción con el PSOE previa retirada sin condiciones de la nuestra. Es decir, la des sus propios aliados de Compromís, que pidieron la semana pasada a Iglesias que retirara la moción para consensuarla con el Partido Socialista.

Por otra parte, en el documento también hay espacio para analizar a otras fuerzas como el PP y Ciudadanos. El equipo de Argumentarios de Podemos apuesta por "seguir poniendo énfasis en la complicidad de Ciudadanos con el PP"y lo que denominan "blanqueo de su corrupción"e impedir "cualquier posibilidad de fuga de votos".