ERC no irá a la capilla de Suárez y dice que transición no fue nada modélica

La portavoz de ERC, Anna Simó, ha indicado hoy que su partido no asistirá a la capilla ardiente del expresidente del Gobierno Adolfo Suárez porque percibe que en los actos fúnebres hay "una exaltación de la españolidad"y porque cree que la Transición que él lideró "no fue nada modélica".

Simó ha expresado, sin embargo, en una rueda de prensa, el "respeto"de ERC hacia la persona de Suárez "por el cargo que representó", además de reconocer que "impulsó cambios políticos que eran imprescindibles"en el Estado español.

"Quizás convendría que algunos de los que ahora elevan su figura de estratega tuvieran su visión a la hora de impulsar procesos de democratización, y también su capacidad de comprender la pluralidad nacional en el Estado español", ha recalcado la portavoz republicana.

Simó, no obstante, ha recordado que Suárez no permitió a ERC participar como partido legalizado en las primeras elecciones democráticas tras la dictadura, y que lo mantuvo en la clandestinidad durante un tiempo por su carácter republicano.

Además, ha añadido, "en opinión de ERC, la transición que lideró Suárez no fue nada modélica, puesto que significó olvido e impunidad de los crímenes de la dictadura, o dicho de otro modo, en la transición se perdieron muchas sábanas".

La portavoz independentista ha explicado que ningún dirigente de su partido irá a la capilla ardiente de Suárez, tanto por el hecho de que "es un acto del Estado español y ERC no se siente identificada"con este último, como sobre todo porque percibe en los actos funerarios "una exaltación de la españolidad y del inmovilismo con la que nosotros no nos sentimos nada cómodos".

Frente a las observaciones de Anna Simó, el portavoz de ERC en el Congreso, Alfred Bosch, elogió ayer la figura de Adolfo Suárez porque "procediendo del régimen franquista, fue capaz de cambiar de semáforo"y "pasó de la dictadura a la democracia".