Correa, Crespo y «El Bigotes» van a prisión por riesgo de fuga

El TSJ de Valencia se suma a la Fiscalía y envía a la cárcel a los cabecillas de la «Gürtel»

Los cabecillas de la trama Gürtel
Los cabecillas de la trama Gürtel

El TSJ de Valencia se suma a la Fiscalía y envía a la cárcel a los cabecillas de la «Gürtel»

El Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana envió ayer a prisión a los tres cabecillas de la «trama Gürtel» –Correa, Crespo y Álvaro Pérez, «El Bigotes»– y dictó medidas cautelares para el resto de los empleados de las empresas de la trama, concretamente Cándido Herrero, Isabel Jordán y Mónica Magariños. Los también condenados por la pieza de Fitur, pertenecientes en su día a la Administración valenciana, desfilarán hoy ante el TSJ para decidir si ingresan o no en prisión. Se trata de la ex consellera Milagrosa Martínez, Rafael Betoret, Isaac Vidal, Jorge Guarro y Ana Grau.

El TSJ accede de este modo a la petición de la Fiscalía respecto a los tres cabecillas, condenados a penas de doce y trece años.

De hecho, los tres fueron trasladados ayer mismo a la cárcel de Picassent, en Valencia, a la espera de que se les decida trasladar a otro centro penitenciario. Hacia las tres de la tarde, un furgón de la Guardia Civil salió del Palacio de Justicia transportando en su interior a los tres condenados.

Durante la larga sesión de la vista de ayer, que comenzó a la nueve y media con Correa y finalizó sobre las tres de la tarde, hubo un indicio claro de que la decisión del tribunal iba a ser de ese cariz, y es que los abogados de los tres penados salieron del TSJ en un receso y regresaron poco después portando maletas con ropa.

El Tribunal coincide en los criterios que aplica a los tres condenados para dictar su inmediato ingreso en prisión y que se centran principalmente en el riesgo de fuga. Así, señala el auto que «no podemos dejar de reconocer que han variado notablemente las circunstancias desde el momento que este Tribunal ha dictado ya condena en su contra (...), sin olvidar que frente al mismo y de forma particular en la Audiencia Nacional se siguen otras muchas actuaciones, descritas por el Ministerio Fiscal durante la vista, por las que se solicitan unas importantes penas contra el compareciente, lo que hace que ante la evidencia de las penas aquí impuestas en conjunción con las responsabilidades que se puedan derivar de esas otras causas, hacen que el riesgo de fuga aumente considerablemente».

Además, el auto hace referencia a la posible relación de los condenados con empresas de carácter internacional que hicieran más fácil su huida. El tribunal rechaza los motivos alegados por las defensas que van desde los problemas de salud, a los motivos familiares y de arraigo, o, en el caso de Crespo, su alegación sobre la necesidad de no ingresar en prisión para poder seguir planteando su defensa en el resto de piezas.

También rechaza el tribunal la comparación establecida por las partes con la sentencia de la «causa Cooperación» y explica el magistrado ponente que aquí las penas son mayores y existen más causas pendientes.

Por su parte, el abogado de Crespo, Miguel Durán anunció recursos y dijo que el tribunal no era imparcial. El letrado dijo que «cuando un tribunal no es imparcial, el derecho el maleable como plastilina, siempre pueden buscar una interpretación u otra para llegar a una conclusión u otra»

Para los tres «trabajadores» de las empresas de Correa se decreta libertad provisional sin fianza con obligación de comparecencia el día uno de cada mes y prohibición de salir del territorio nacional. A todos ellos se las ha requisado el pasaporte.

Durante el día de hoy comparecerán ante el tribunal el resto de condenados, todos ellos pertenecientes en su día a la Administración valenciana.

Las penas, menores que las de los cabecillas, llegan a los nueve años en el caso de la ex consellera de Turismo, Milagrosa Martínez.