José Alcaraz: «Le pedí a Abascal que si llega al Gobierno detengan a Josu Ternera»

Su vida cambió en 1987 cuando ETA hizo saltar por los aires la Casa Cuartel de Zaragoza en la que fueron asesinadas once personas entre ellas su hermano y sus dos sobrinas menores. Ex presidente de la AVT, fundó Voces contra el Terrorismo. Natural de Jaén, ha sido designado por Vox como su senador por Andalucía.

–¿Se pensó mucho la propuesta de Santiago Abascal?

–Me llamó Abascal para comunicarme que, por decisión del Comité Ejecutivo de Vox

a proponerme. Al principio para mí fue un shock porque era algo que no me esperaba. Tuve que meditar muchas cosas durante dos días, y al final dije que sí.

–¿Cómo le convencieron?

–Creo en el proyecto de Vox y le pregunté a Abascal que, si algún día llegaba al Gobierno, si se comprometía a hacer públicas las actas de negociación con ETA y si detendría al asesino de mi familia, Josu Ternera, que está gozando de una absoluta impunidad fruto de la negociación con la banda; y me dijo que sí. Para mí esa es la bandera por la que he luchado. Es el único partido que se ha comprometido conmigo a eso porque, obviamente, quien negoció con ETA no lo va a hacer. Y tanto Rajoy como Casado se han negado a responderme a esas preguntas.

–¿Siempre ha sido de Vox?

–Desde que entró José Antonio Ortega Lara yo soy de Vox. Si él está ahí y sigue es la mayor garantía de que estoy en el sitio adecuado.

–¿Le han pedido que se afilie?

–No... Ante la propuesta que me hicieron decidí afiliarme yo. Creo que si han confiado en mí tengo que darles también un voto de confianza.

–El partido ha sufrido amenazas, insultos e incluso agresiones. ¿Tiene miedo?

(Se emociona). Es muy triste que un partido que es constitucionalista, donde hemos vivido con escolta, tengamosque ir a hablar en un acto en Toledo rodeados de policías. Yo jamás he tenido miedo.

–En la Cámara Alta tendrá que sentarse al lado del senador de EH Bildu. ¿Lo ha pensado?

El personaje ése es la nada para mí, como si no existiera. No puedo evitar el tener que sentarme a su lado, tengo que vivir en el mismo país y él tiene que llevar un DNI con la bandera de España, no le queda más remedio. Creo que le fastidiará más a él tener al lado a una víctima del terrorismo que no haya cedido ante el chantaje, dejándole en evidencia.

–¿Se considera de extrema derecha?

–Soy lo que mis acciones y actos me definen, no lo que me etiqueten los demás. Por desgracia, desde que defiendo la justicia para mi familia siempre me han tratado de radical.

–¿Qué es lo primero que le gustaría defender en el Senado?

–Tendría que consultarlo, pero por ejemplo la aplicación de la ley de partidos con la ilegalización de Batasuna.