JxSí defiende proclamar la independencia «en legítima defensa» en el pleno del jueves

“El problema se ha hecho irreversible”, explican por lo que “la independencia no sólo es justa, sino que se ha convertido en una necesidad”, reza el argumentario de JxS

Carles Puigdemont, Oriol Junqueras (i), y Jordi Turull (d), a su llegada a la reunión semanal del gobierno catalán. EFE/Marta Pérez
Carles Puigdemont, Oriol Junqueras (i), y Jordi Turull (d), a su llegada a la reunión semanal del gobierno catalán. EFE/Marta Pérez

El partido de Puigdemont y Junqueras tiene previsto, en el pleno del Parlament de este jueves, “proclamar la independencia para hacer efectiva la voluntad de los catalanes expresada en las urnas”, según el argumentario que esta formación política ha preparado para ese día a las diez de la mañana.

Pese a que son muchas las voces que hablan de la posibilidad de que el presidente Carles Puigdemont convoque finalmente elecciones autonómicas para evitar la aplicación del artículo 155, el caso es que el partido de Gobierno en Cataluña, Junts pel Sí, tiene previsto, en el pleno del Parlament previsto para este jueves, “proclamar la independencia para hacer efectiva la voluntad de los catalanes expresada en las urnas”, según reza el argumentario que esta formación política ha preparado para ese día y al que ha tenido acceso LA RAZÓN.

El argumento principal de su discurso es que se proclamará la independencia como “vía defensiva para que el Estado no nos aplaste”, es decir, “hacerlo en legítima defensa” y por eso se convoca el pleno del jueves.

De hecho, Junts pel Sí tiene previsto, tanto para evitar la aplicación del artículo 155 como para “hacer efectiva la independencia”, llamar a resistir “y no lo podremos hacer solos. Necesitamos a la gente a nuestro lado”. “Depende de tí. Depende de todos”.

Este argumentario plantea como imposible el encaje de España y Cataluña: “El problema se ha hecho irreversible”, explican por lo que “la independencia no sólo es justa, sino que se ha convertido en una necesidad. Es la única salida que nos queda a los catalanes para proteger nuestras instituciones, nuestra población y nuestros derechos fundamentales”. Además, y para evitar centrar el problema en el tiempo coincidiendo con el Gobierno de Mariano Rajoy, aprovechan el apoyo de PSOE y Ciudadanos al PP para argumentar que no se trata de un Gobierno concreto, “sino que afecta a todo un Estado: los tres partidos mayoritarios, el funcionariado, el jefe del Estado, medios de comunicación...”.

Debate en torno a la declaración de independencia

Y es que las fuerzas independentistas están manteniendo en las últimas horas un intenso debate interno sobre la declaración formal de independencia que sugirió votar el presidente catalán, Carles Puigdemont, en su última carta a Mariano Rajoy, ante la presión de algunos sectores para convocar ya elecciones.

En el pleno monográfico del Parlament del jueves, los grupos parlamentarios soberanistas presentarán propuestas de resolución para replicar a la aplicación del artículo 155 de la Constitución, una respuesta que podría pasar por una declaración de independencia, si bien hay sectores que ven más conveniente convocar elecciones en Cataluña.

El diputado de la CUP Carles Riera ha asegurado que sobre la mesa del Govern hay dos posibles escenarios: la "determinación"de declarar la independencia y la convocatoria de elecciones, una posibilidad a la que su partido se opondrá "frontalmente".

Sectores de peso dentro del PDeCAT, incluido el expresidente catalán Artur Mas, según las fuentes consultadas, sugieren una convocatoria electoral que evite la intervención de la autonomía, opción bien vista por algún conseller demócrata, como Santi Vila. También algunas voces de ERC, como Meritxell Serret, tienen dudas sobre la eficacia de una declaración unilateral de independencia.

Otras voces del PDeCAT, en cambio, se muestran explícitamente partidarias de levantar la suspensión de la independencia, como el alcalde de Premià de Mar (Barcelona) y presidente de la Asociación Catalana de Municipios, Miquel Buch, que ha afirmado: "No tengo ninguna duda sobre el compromiso de los diputados de proclamar la independencia esta semana".

En la misma línea se sitúan pesos pesados del Govern como el conseller de la Presidencia, Jordi Turull, y el conseller de Interior, Joaquim Forn, y según fuentes soberanistas también Puigdemont es partidario de una declaración de independencia, si bien está calibrando los efectos que tendría dar ese paso.

También desde ERC se han levantado voces inequívocamente partidarias de una declaración de independencia, como la secretaria general del partido, Marta Rovira, que ha lanzado un mensaje desde Twitter: "Ya tenemos un mandato democrático: el del referéndum del 1-O. Es la única manera de superar la represión política y el artículo 155. ¡Hagamos vía hacia la república, ya!".

En similares términos se ha expresado en Twitter su compañera de partido Anna Simó, secretaria primera de la Mesa del Parlament: "No hemos llegado hasta aquí, con tantas fuerzas y esfuerzos, mandatos democráticos y represión acumulados para convocarnos elecciones".

De hecho, caras visibles del PP han advertido hoy de que la convocatoria de unas elecciones en Cataluña ya no podría frenar la aplicación del 155, como el ministro de Justicia, Rafael Catalá, o el vicesecretario de Comunicación del PP, Pablo Casado.

A tres días del pleno que convalidará las medidas del Gobierno contra la Generalitat en aplicación del artículo 155 de la Constitución, el Senado ha ofrecido a Puigdemont la posibilidad de mantener un "cara a cara"con el Ejecutivo en la Cámara Alta.

La constitución de la comisión de 27 senadores encargada de tramitar las medidas del 155 ha ofrecido a Puigdemont defender personalmente sus alegaciones bien en esta comisión, el jueves a las 17.00 horas, o al día siguiente, ya en el pleno del Senado.

Según fuentes de la Generalitat, se está intentando encajar en la agenda de Puigdemont su comparecencia en Madrid para este jueves.

La idea de acudir el viernes al pleno del Senado en el que se votarán las medidas previstas por el Gobierno no encaja, por ahora, en los planes del presidente catalán.

Por su parte, el senador socialista y expresidente de la Generalitat, José Montilla, ha asegurado, en una comparecencia de senadores catalanes en el Parlament, que él no quiere "ni una declaración unilateral de independencia ni la aplicación del artículo 155", aunque ha evitado por ahora precisar cuál será su voto en el pleno del Senado. E

Texto íntegro del argumentario de Junts pel Sí

Éxito del 1-O

► El 1 de octubre fue un éxito:

► Gran participación (un 42% del censo a pesar de la violencia)

► Gran demostración de fuerza organizativa (dijeron que no habría referéndum y todo el mundo pudo ver las urnas, las papeletas y las colas gracias al Govern y a los voluntarios)

► España se quitó la máscara intentando detener la democracia a través de la violencia en pleno siglo XXI

► Visibilización del conflicto catalán por primera vez en el mundo

► El apoyo al referéndum y la independencia es completamente transversal

Diálogo

El 10 de octubre optamos por el diálogo.

Fue otro momento clave.

► Dejamos en suspenso el resultado del referéndum a ojos de todo el mundo. No como una muestra de debilidad sino siguiendo la petición de la comunidad internacional.

► Una apuesta sincera que buscaba una solución negociada con el Estado y que interpelaba también a la comunidad internacional.

► Una apuesta por el diálogo bien recibida a ojos del mundo.

► Una apuesta que aún ha hecho más evidente la cara real del Estado español, que nunca, nunca, nunca ha querido sentarse a negociar nada.

Represión y amenaza

Una vez más la respuesta a nuestra apuesta por el diálogo por parte del Estado ha sido:

► Negar cualquier posibilidad de sentarse a hablar y cualquier posibilidad de una mediación interna o internacional que dé más seguridad al proceso de diálogo

► Más amenazas al Govern y la detención de los líderes de nuestro movimiento sin justificación, dejándolos en prisión incondicional injustificada y encarcelados por un tribunal que no es competente para hacerlo. Una vez más haciendo lo que quieren con la legalidad.

► Y la última respuesta al diálogo, ha sido la suspensión de la Generalitat, la anulación del Parlamento y el inicio de la intervención de los Mossos y los medios de comunicación públicos a través del artículo 155.

Encaje imposible

► Esto, sin embargo, sólo es el final de un largo proceso, donde el posible encaje de Cataluña en España se ha hecho del todo imposible.

► Se inició con el Estatuto tumbado en 2010 por el TC después de haber sido validado en el Parlamento, el Congreso y refrendado por el pueblo de Cataluña. Aquello fue la rotura definitiva del pacto constitucional.

► Pero ha habido más: incumplimiento del acuerdo de financiación incluido en el Estatuto, petición de pacto fiscal rechazada, decenas de leyes tumbadas por el TC aboliendo de facto el autogobierno. 18 veces rechazada la posibilidad de pactar un referéndum.

► El problema ya se ha hecho irreversible porque a partir del mandato del 27S las trabas al Parlamento para cumplirlo han sido diarias, después la fiscalía y la actuación constante del TC, finalmente la violencia física del 1-O, detenciones a miembros del Gobierno, intervenciones en medios de comunicaciones o imprentas, intervención de las cuentas de la Generalitat y la detención de dos líderes pacíficos de los movimientos sociales. Y finalmente la liquidación del autogobierno y las instituciones propias con el artículo 155.

► La independencia no sólo es justa, sino que se ha convertido en una necesidad. Es la única salida que queda a los catalanes para proteger sus instituciones, su población y sus derechos fundamentales.

► Y no es un problema de un gobierno concreto, sino que afecta a todo un Estado. Los tres partidos mayoritarios (PP, PSOE y C ‘s), el funcionariado, el jefe del Estado, medios de comunicación, etc.

Último recurso

Ante todo esta situación:

► Hay que insistir en que priorizamos el diálogo

► Pero hemos de proclamar la independencia para hacer efectiva la voluntad de los catalanes expresada en las urnas.

► Hay que proclamar la independencia como vía defensiva para que el Estado no nos aplaste. Hacerlo en legítima defensa.

► Por ello, se convoca el pleno del jueves.

► Para evitar el 155 y también para hacer efectiva la independencia habrá que resistir y no lo podremos hacer solos. Necesitamos la gente al lado.

► Hasta ahora, las instituciones han hecho el trabajo, conjuntamente con la ayuda de la gente, y ahora tampoco lo podrán culminar solas. Depende de ti. Depende de todos.