La abogada López Negrete se defiende a sí misma

Comunica a la Audiencia que actuará como «codefensora», junto a otro letrado, en su declaración como investigada en el «caso Ausbanc»

La UDEF atribuye a López Negrete «un papel activo» en Manos Limpias
La UDEF atribuye a López Negrete «un papel activo» en Manos Limpias

Comunica a la Audiencia que actuará como «codefensora», junto a otro letrado, en su declaración como investigada en el «caso Ausbanc».

La abogada Virginia López Negrete comparecerá hoy en la Audiencia Nacional para declarar como investigada ante el juez Santiago Pedraz en relación con la trama de extorsión de Ausbanc a entidades bancarias que eran objetivo de sus denuncias y de las de Manos Limpias. Pero a la condición de imputada, la letrada añadirá hoy la de abogada pues, según ha hecho saber por escrito al instructor de la causa, ejercerá como «codefensora» de ella misma junto a un compañero de despacho.

Tras haber intentado sin éxito el pasado julio personarse como perjudicada en el procedimiento que llevó el 18 de abril a prisión tanto al presidente de Ausbanc, Luis Pineda, como al secretario general de Manos Limpias, Miguel Bernad, el juez Pedraz imputó finalmente a López Negrete el pasado día 5. El magistrado dio ese paso tras recibir dos informes de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía que señalan el «papel activo con auténtico poder de decisión» que supuestamente ejercía la letrada en el sindicato.

Los agentes llegaron a esa conclusión tras analizar la documentación intervenida tanto en las sede de Ausbanc y Manos Limpias como en los domicilios de sus máximos responsables.

«Estrategia conjunta»

Por un lado, la abogada tendrá que explicar al juez y al fiscal Daniel Campos sus vínculos con Pineda, que la UDEF estima acreditados tanto en el «caso Blesa» como respecto al «caso Nóos», en el que la letrada intentó sin éxito que el juez José Castro imputara de nuevo al directivo del BBVA Antonio Ballabriga para, según los investigadores, forzar a la entidad bancaria a contratar publicidad con Ausbanc. De hecho, los agentes le atribuyen una «estrategia conjunta» con Pineda para reventar una Junta de Accionistas del BBVA en 2003 con la posible imputación de Ballabriga como punta de lanza.

Los correos cuestionan, además, la versión de la letrada sobre su papel en Manos Limpias, pues en algunos de ellos se presenta como «directora jurídica» del colectivo de funcionarios, investigado, entre otras cosas, por reclamar tres millones de euros, a través de Pineda, a los abogados de la Infanta Cristina para retirar su acusación (determinante para que se sentara finalmente en el banquillo) contra la hermana del Rey por delito fiscal.

Según las fuentes consultadas, la Fiscalía de la Audiencia Nacional no tiene previsto solicitar al juez Pedraz que imponga medidas cautelares a la letrada, quien no obstante seguirá imputada en el procedimiento según esas mismas fuentes.

Al margen de las explicaciones sobre cuál fue su papel en Manos Limpias y en las supuestas tramas de extorsión que se atribuyen al sindicato y Ausbanc, los investigadores esperan que su testimonio contribuya a aportar indicios contra Pineda y, en su caso, Bernad. Con el primero, con quien tenía «una relación fluida», el vínculo se enfrió a finales de 2013, sobre todo cuando se negó a respaldar una querella de Ausbanc contra el entonces presidente del Consejo del Poder Judicial, Gonzalo Moliner.