Política

El abogado de Junqueras insta al Supremo a "devolver la pelota a la política"

Ven den Eynde dice que "se está confundiendo la desobediencia con la rebelión": "No hay alzamiento ni violencia ni armas"

El abogado de Junqueras y Romeva denuncia que se quiere aplicar el "Código Penal a la disidencia política".
El abogado de Junqueras y Romeva denuncia que se quiere aplicar el "Código Penal a la disidencia política".

El abogado de Oriol Junqueras, Ven den Eynde, dice que "se está confundiendo la desobediencia con la rebelión": "No hay alzamiento ni violencia ni armas".

La defensa de Oriol Junqueras ha instado al Tribunal Supremo (TS) a "devolver la pelota a la política"en la sentencia del juicio del "procés". En su informe final, Andreu Van den Eynde ha asegurado al tribunal, presidido por el magistrado Manuel Marchena, que la Fiscalía ha "confundido la desobediencia con la rebelión"y ha insistido en que en el proceso independentista "no hay alzamiento ni violencia ni armas". El letrado ha rubricado sus dos horas de intervención con un tono marcadamente político. "Estamos ahí, con la mano tendida -ha dicho arrogándose la representación del independentismo catalán-, para solucionar este conflicto". "Cuando no hay negociación ni política hay protesta, hay indignación", ha asegurado. "La política no va a desaparecer", ha añadido tras reivindicar la capacidad de las sentencias para "resolver conflictos".

El abogado de Junqueras ha negado que el ex vicepresidente de la Generalitat y el ex conseller de Exteriores Raül Romeva (a quien también defiende) hayan cometido un delito de rebelión o de sedición. "Se está confundiendo la desobediencia con la rebelión", se ha quejado intentando reconducir los hechos penalmente a un mero delito de desobediencia.

Van den Eynde ha defendido la decisión del Gobierno de Carles Puigdemont de impulsar el referéndum del 1-O pese a la prohibición judicial. "Hizo lo que hacen los políticos, que es cumplir el programa electoral"y ha calificado de "absurdo"ese "escenario de rebelión"del que la Fiscalía responsabiliza a nueve de los acusados. "Desafección e indignación no son violencia", ha insistido. "Ni hay violencia ni está conectada con ninguna actuación de los acusados". "Votar no es delito. Ser independentista no es delito", ha recalcado el letrado, quien ha pedido al tribunal que no recurra al "terror penal"al dictar sentencia.

En su informe, el abogado de Junqueras y Forn ha denunciado que los procesados han sido objeto de una "causa general"en la que se les ha investigado de forma "prospectiva"poniendo la lupa "en un movimiento político independentista". Como ya denunció el propio Junqueras en su declaración, Van den Eynde se ha mostrado convencido de que "lo que se persigue es una ideología".

"Todo es exageración, todo es ruido", ha asegurado al denunciar la "intoxicación de toda la prueba"y lo que considera la aplicación de un "derecho penal del enemigo". "Se nos ha querido hablar de heridos sin parte médico", se ha quejado en relación a los 93 agentes lesionados el 1-O. De Enfocats, el documento intervenido al número dos de Junqueras en Economía que la Fiscalía considera la hoja de ruta del "procés", ha dicho que es "un panfleto", un compendio "de fantasías"que "nadie ha visto nunca. No es nada. Es humo".

Para el letrado, la masiva concentración de 40.000 personas que entorpeció los registros judiciales en la Consejería de Economía el 20 de septiembre de 2017 (obligando a la secretaria judicial a abandonar el edificio de madrugada por la azotea) fue "una convocatoria espontánea y no dirigida". Y ha insistido en el ambiente festivo: "Ahí se estaba tocando música ska, había castells, los de la CUP se pusieron a bailar... Supongo que hubo gritos e insultos, pero eso es un deporte nacional". "Tenemos dos coches rotos y ellos hablan del apocalipsis", ha ironizado refiriéndose a los vehículos de la Guardia Civil devastados.

Al mismo tiempo, ha criticado las "exageraciones"del testimonio de la letrada de la Administración de Justicia, una "banda sonora de terror"que ha intentado desacreditar por su "adscripción ideológica": "La letrada que trepó por los tejados era seguidora de grupos antiindependentistas en Facebook". "El registro se pudo hacer perfectamente", ha insistido tras asegurar que los detenidos no estuvieron presentes en los registros "porque no quisieron ir y renunciaron a su derecho".
Y en relación al 1-O ha defendido que "la gente no salió a la calle a derrocar al Estado; salió a protestar y a votar, a ejercer derechos". "No se habían suspendido los derechos electorales y por tanto se podía votar". El abogado ha cargado contra el coronel de la Guardia Civil Diego Pérez de los Cobos, que coordinó el dispositivo policial en la jornada del referéndum ilegal, a quien ha acusado de "incumplir el auto"de la juez del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, "que habla de la paz ciudadana".