La estrecha relación entre una diputada del C’s con David Marjaliza

Gabilondo recuerda que fue apartada del PSOE «porque algo no estaba claro en Valdemoro». Para Ciudadanos las fotos no permiten juzgar si Borox miente

En el parque de atracciones de Madrid
En el parque de atracciones de Madrid

Eva Borox ha negado ya en varias ocasiones su relación con David Marjaliza, empresario imputado en la «Operación Púnica»: la primera en

julio de 2015 cuando éste la implicó ante el juez del caso, Eloy Velasco, por haber recibido dinero «para estar al servicio de Francisco Granados». Ayer lo volvió a negar a través de un comunicado asegurando que Marjaliza «nunca» le había pagado «ningún viaje, ni ninguna comisión». Sin embargo, las imágenes que mostró ayer en exclusiva La Sexta Noticias demuestran que la ahora número tres de Ciudadanos por Madrid no dice la verdad.

En las imágenes se demuestra que la relación existente entre Marjaliza y Borox era algo más que la que se mantiene con un vecino o conocido, sino todo lo contrario. Tanto Marjaliza como Borox y su marido y teniente de Alcalde de Valdemoro, Juan del Olmo, tenían una relación más estrecha de lo que éstos dos últimos afirman. En una de las imágenes se aprecia como los tres posaban en una sala de fiestas en Madrid en el año 1999. En otra de ellas, dos años más tarde, los mismos aparecían en el parque de atracciones de Madrid, y en la última foto, se les ve compartiendo una comida o una cena en la propia casa de Marjaliza en el año 2006. En las fechas en las que fueron tomadas estas imágenes, Eva Borox era concejala del PSOE en Valdemoro, por lo que las fotografias y la constancia de los viajes a Andorra, Almería, Palma de Mallorca, o Denia entre otros, en los que Marjaliza invitaba al matrimonio, (doce en total) evidencian las declaraciones de Borox que decía que se trataba de encuentros ocasionales, propios de vecinos.

La diputada de Ciudadanos fue expulsada en el año 2007 del partido socialista al haber sido acusada de haber afiliado a amigos y familiares del PP en la agrupación de Valdemoro. En el año 2005 ésta ocupó el cargo de portavoz del grupo socialista en el Ayuntamiento, de la mano el anterior alcalde, Antonio Serrano. Una época en la que en la agrupación comenzaron a darse de alta muchos militantes, algo que llamó la atención a la agrupación, y tras comprobar que parte de los militantes procedían del PP, con Francisco Granados a la cabeza, el entonces secretario regional del PSM, Rafael Simancas, decidió expulsarlos del partido porque «era preferible perder las elecciones a tener un alcalde corrupto, explicó en su momento Simancas.

Al hilo de las nuevas imágenes, el portavoz del Grupo Parlamentario Socialista en la Asamblea de Madrid, Angel Gabilondo, recordó que en su partido apartaron a Borox «hasta donde yo se fue apartada del PSOE, ya sé que habrá teorías que dicen que se fue porque lo prefirió ella, pero el caso es que hubo que adoptar medidas porque algo no estaba claro en Valdemoro», aseguró.

La postura de Ciudadanos siempre ha sido muy contundente con los casos de corrupción en otros partidos. Sin embargo, según explicó ayer el portavoz de Ciudadanos en el Congreso, Juan Carlos Girauta, aún «no se puede juzgar si Borox ha mentido o no»: «Estar sentados en un bar no se si significa que hay una íntima amistad o no». Además recordó que su diputada no está investigada y que en C’s «nunca» llevarán a un investigado por corrupción en una lista ni lo mantendrán en un cargo público. Informa Ep.