La Fiscalía investiga los «gritos humillantes» a las víctimas del terrorismo en Eibar

Vecinos de Arrasate observan a los Miembros de la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT), que participan en un acto celebrado en la localidad guipuzcoana de Arrasate, en homenaje a las víctimas de ETA.
Vecinos de Arrasate observan a los Miembros de la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT), que participan en un acto celebrado en la localidad guipuzcoana de Arrasate, en homenaje a las víctimas de ETA.

La Fiscalía de la Audiencia Nacional ha abierto diligencias para investigar los "gritos claramente humillantes"que tuvieron que escuchar las personas convocadas por la Asociación Víctimas del Terrorismo (AVT) cuando se manifestaban el pasado sábado en Eibar (Gipuzkoa), tales como "los nuestros están en la calle y los vuestros al hoyo".

En sendos escritos, el fiscal jefe de la Audiencia Nacional, Javier Zaragoza, se dirige al delegado del Gobierno en el País Vasco, Carlos Urquijo, y al director de la Ertzaintza, Gervasio Gabilondo, para que aporten informes "a la mayor urgencia posible"a efectos de constatar si estos hechos pueden ser constitutivos de delitos de amenazas terroristas, enaltecimiento del terrorismo o humillación a las víctimas.

Zaragoza reclama a la Delegación del Gobierno que recabe a través de las fuerzas policiales bajo su cargo (Cuerpo Nacional de Policía y Guardia Civil) información sobre los participantes en esos hechos y su posible identificación, así como acerca de los gritos y consignas que se profirieron y si existe alguna grabación.

A la Ertzaintza le pide lo mismo, aunque añade también que le remita el atestado policial que se elaboró por tales hechos, efectivos policiales desplazados al lugar, medidas adoptadas para impedir la comisión de tales delitos e identificar a sus autores por las unidades de la Policía autónoma vasca presentes.

El pasado sábado, la presidenta de la AVT, Ángeles Pedraza, y un centenar de integrantes y simpatizantes de la asociación se desplazaron a Arrasate (Gipuzkoa) para rendir homenaje a los asesinados por ETA.

Todos ellos viajaron desde Madrid al País Vasco en dos autobuses y fueron escoltados por dos furgonetas de la Ertzaintza desde Miranda de Ebro (Burgos), para participar en el "Día de la Dignidad"que tradicionalmente se celebra el 28 de diciembre, festividad de los Santos Inocentes.

Ya en el País Vasco, los miembros de la AVT celebraron actos de homenaje a las víctimas en las localidades guipuzcoanas de Arrasate, Elgoibar y Eibar y en las vizcaínas de Durango y Elorrio, situadas en un ratio de 25 kilómetros, y que tienen en común que en ellas se han producido asesinatos de ETA y que ha habido recibimientos a etarras excarcelados por la anulación de la aplicación retroactiva de la doctrina Parot.