La Fiscalía pedirá repetir el juicio por el asesinato de Isaías Carrasco

Recurrirá ante el Tribunal Supremo la absolución del etarra Aguinagalde

Aguinagalde negó en el juicio ser el autor de los disparos
Aguinagalde negó en el juicio ser el autor de los disparos

La Fiscalía ya ha formalizado su intención de recurrir en casación la reciente absolución, por parte de la Audiencia Nacional, del etarra Beinat Aguinagalde del asesinato del ex concejal socialista de Mondragón (Guipúzcoa) Isaías Carrasco. El Ministerio Público tiene la intención de solicitar al Tribunal Supremo, según confirmaron fuentes fiscales, la repetición del juicio con otro tribunal al considerar que la resolución vulnera el derecho constitucional a la tutela judicial efectiva ante lo que considera«una inadecuada valoración de la prueba».

El tribunal –integrado por los magistrados Guillermo Ruiz Polanco, Ángeles Barreiro y Antonio Díaz Delgado– considera en la sentencia que el testimonio de dos testigos protegidos es «insuficiente» para condenar a Aguinagalde (que se encuentra en prisión provisional por otra causa).Uno de ellos reconoció al etarra fotográficamente, pero la Sala subraya que este hecho se produjo «un año después de los hechos» y concluye que un reconocimiento fotográfico «no es una prueba de cargo», sino únicamente «un acto de investigación que sólo excepcionalmente» puede valorarse en el juicio«sin realizar la prueba de reconocimiento personal».

Para la Audiencia Nacional, el instructor, el magistrado Fernando Grande-Marlaska, debió ordenar la celebración de una rueda de reconocimiento y no aprecia «justificación que hubiera impedido la práctica» de esta diligencia, pues el etarra, recuerda, «estuvo a disposición del juez de instrucción», al ser entregado temporalmente en noviembre de 2013 por Francia, donde había sido detenido en febrero de 2010.

La Fiscalía, sin embargo, considera que el reconocimiento fotográfico es suficiente para condenar al ex miembro del «comando Asti».«Casi cinco años después, no tiene sentido practicar una rueda de reconocimiento porque la fisonomía ha cambiado.Se trata de una diligencia complementaria que debe realizarse cuando hay dudas sobre la identidad del sospechoso, pero en este caso no había ninguna y por eso no se hizo», aseguran esas mismas fuentes. «El testigo reconoció primero fotográficamente a Aguinagalde ante la Ertzaintza, luego ante el juez instructor y, por último, ratificó en el juicio tanto ese reconocimiento como su declaración», añaden. «No hay más que comparar las fotografías de "Txeroki"en 2004 y en 2008 para comprobar que una rueda de reconocimiento cuatro años después no conduce a nada», se quejan.

Cinco disparos

Carrasco fue asesinado de cinco disparos el 7 de marzo de 2008 a escasos metros de su domicilio en Mondragón. El testigo protegido al que hace referencia la Fiscalía afirma que vio a una persona, que posteriormente identificó como Aguinagalde, esperando en el portal y que, tras escuchar los disparos (a los que se refirió como «un ruido de petardos») y los gritos de la hija del asesinado, vio «en la otra acera correr al chico que había visto» minutos antes. La descripción física que hizo del presunto asesino coincide con la que efectuó el segundo testigo protegido, que vio disparar al etarra contra el concejal, aunque no lo identificó en fotografías.

Para el tribunal, ambos testimonios no son suficientes (los considera«rasgos físicos muy superficiales») para desvirtuar la presunción de inocencia de Aguinagalde, sobre todo teniendo en cuenta que, en el juicio, el etarra dijo que a esas horas estaba examinándose en la Facultad de Medicina del PaísVasco, versión que apuntaló un testigo de la defensa que dijo que recogió aAguinagalde en la universidad a última hora de la mañana para llevarlo hasta Hernani.