La Ley de Consultas de EH Bildu sigue adelante gracias al respaldo del PNV

El portavoz del PNV, Joseba Egibar
El portavoz del PNV, Joseba Egibar

La proposición de ley de EH Bildu para el Empoderamiento de la Ciudadanía de Araba, Bizkaia y Gipuzkoa, conocida como Ley de Consultas, seguirá su trámite en el Parlamento Vasco gracias a los votos del PNV, partido que no comparte su contenido pero que se ha mostrado dispuesto a "abrir la vía del debate".

El Parlamento Vasco ha aceptado hoy la toma en consideración de esta iniciativa, con el apoyo de EH Bildu y PNV, mientras que PSE-EE, PP y UPyD se han posicionado en contra y han criticado que el PNV avale la tramitación de una propuesta que consideran ilegal.

En este sentido, el portavoz del PNV, Joseba Egibar, ha dejado claro que su grupo ha votado a favor de la toma en consideración porque está convencido de que "nunca hay que cerrar la vía al debate". No obstante, ha subrayado que su formación defiende la posibilidad de consultar a la ciudadanía vasca sobre su futuro, pero siempre "dentro de la legalidad".

Por su parte, Hasier Arraiz ha reconocido que la propuesta "tiene un pie en la actual Cataluña", pero ha indicado que "el otro pie lo tiene en esta Cámara"y ha dicho que su texto "da abrigo al derecho a decidir".

Desde el PSE-EE, José Antonio Pastor ha considerado que el debate de hoy es "falso y estéril"porque en esta legislatura no se podrá tramitar íntegramente esta iniciativa por falta de tiempo y porque además, a su juicio, es ilegal.

El popular Borja Sémper ha centrado sus críticas en el Gobierno Vasco y en el PNV por "dejarse arrastrar por la estrategia de EH Bildu"y permitir la tramitación de una iniciativa "manifiestamente inconstitucional".

Por último, Gorka Maneiro, ha considerado que el PNV y el Gobierno Vasco han actuado con "cobardía intelectual y política"por votar a favor de una iniciativa "ilegal y antidemocrática".

A través de 59 artículos, el texto de EH Bildu regula consultas populares de ámbito autonómico, foral y local, que pueden convocarse por iniciativa institucional o ciudadana.

Establece la mayoría de edad para participar en estos procesos en los 16 años y plantea la creación de un Registro de Participación en Consultas Populares, en el que se incluya a todas las personas que puedan ser llamadas a participar en las mismas.

Aunque su contenido sería de aplicación sólo para Euskadi, recoge una disposición adicional en la que se señala que "en la medida que el derecho a decidir es la actualización de los derechos históricos del pueblo vasco, a la hora de obtener y materializar esa competencia, la Comunidad Autónoma Vasca y la Comunidad foral (Navarra), si así lo decidiese la ciudadanía de cada una de ellas, actuarían conjuntamente alcanzando para ello los acuerdos que fueran necesarios".