La policía busca un coche relacionado con los atentados que podría haber cruzado a España

La Razón
La RazónLa Razón

La Policía francesa ha pedido a la española colaboración para localizar un vehículo sospechoso que fue visto sobre las 21.36 horas del viernes en los alrededores de los lugares donde se cometieron algunos de los atentados de París, que estaba ocupado por tres individuos y que podría haber cruzado la frontera después de haber sido vestido en el sur de Francia.

El coche sobre el que existen sospechas es un Seat de color negro con placa de matrícula GUT1805, han informado a LA RAZÓN fuentes de la investigación. Igualmente se busca

La Policía francesa también ha alertado de otro vehículo, un Volkswagen Golf oscuro con matrícula belga, que podría estar relacionado con los ataques en la capital francesa, han añadido las fuentes.

Las Fuerzas de Seguridad de Francia están investigando cuántos terroristas participaron en los distintos ataques.

Los expertos españoles en la lucha antiterrorista ya investigan si alguno de los yihadistas autores de los atentados de París tenían algún tipo de vinculación con España como ha sucedido en ocasiones anteriores con terroristas que actuaron en el país galo, han informado a Europa Press fuentes de la lucha antiterrorista.

Estas mismas fuentes han informado de que los especialistas españoles llevan desde anoche en pleno contacto con los servicios de Información de las fuerzas de seguridad francesas cotejando la información de la que se dispone hasta ahora. Se busca algún tipo de relación con España ya sea de residencia, tránsito o vinculaciones familiares o amistades.

La última conexión entre Francia y España en torno un atentado terrorista tuvo lugar tras el arresto de Ayoub El Khazzani, el autor del ataque de este verano en el tren de alta velocidad Thalys cuando circulaba entre Amsterdam y París.

Este joven terrorista vivió siete años en España, varios de ellos en Lavapiés, donde se dedicó al menudeo de droga. Por ello fue condenado al menos a seis meses de cárcel tras vender hachís a un menor de edad, según la sentencia dictada por un juzgado madrileño al que tuvo acceso Europa Press.

Antes de eso, los servicios de seguridad españoles y franceses ya colaboraron a la hora de investigar el paso por España del terrorista Amedy Coulibaly, autor en enero del asesinato de una policía municipal y cuatro ciudadanos en un supermercado de París tras los ataques al semanario satírico Charlie Hebdo.

Las pesquisas llevadas a cabo descartaron que el terrorista tuviesen contactos con otros terroristas o infraestructura estable en territorio español. Esta fue la tesis que trasladaron los servicios de Información españoles a sus colegas franceses.

Días antes del atentado, el yihadista había realizado un viaje a España en un coche modelo Seat Ibiza que había alquilado en Francia. Se desplazó hasta el aeropuerto de Barajas en Madrid para acompañar a su mujer, que tomó un vuelo a Turquía para pasar a Siria.