Política

La revolución de los niños burgueses de Sarriá

La Policía detecta a jóvenes de los barrios más exclusivos de Barcelona entre los CDR, que llevan un «kit de lucha» y siguen tácticas de guerrilla urbana clásica. Tienen manuales donde estudian cómo atacar a los «antidisturbios» y a qué temperatura arden sus uniformes.