La solución imposible del PSN: echar a Barcina sin el apoyo de Bildu

Atrapados entre Ferraz y los abertzales, los socialistas navarros niegan la evidencia

El secretario general del PSN, Roberto Jiménez
El secretario general del PSN, Roberto Jiménez

Los socialistas navarros se reunieron ayer encabezados por su secretario general, Roberto Jiménez, para analizar la hoja de ruta que van a seguir tras el cierre de la comisión de investigación contra la consejera de Hacienda Idoia Goicoechea. Sobre la mesa, el dilema entre el abrazo de Bildu y las instrucciones de Ferraz.

Hubo bronca interna aunque trataron de disimularla de cara al exterior escenificando una unanimidad que se resquebrajaba en cuestión de minutos. Parecía como si no todos los asistentes a la Ejecutiva socialista hubieran asistido a la misma reunión o tal vez el mensaje era tan ambiguo que cada uno sacó sus propias conclusiones. Ningún socialista se paró ante los medios, salvo la secretaria de Política Municipal de la Ejecutiva del PSN, Maite Esporrín, quien a la salida de la reunión extraordinaria confirmaba la decisión de su grupo de apoyar una moción de censura. Destacaba que por «unanimidad» se había decidido desalojar a Yolanda Barcina de la presidencia del Gobierno foral; una decisión que debería ser ratificada ahora por el Comité Regional del partido en su reunión del próximo jueves. Pero si eso se dijo en la Ejecutiva, sólo lo debió escuchar Esporrín.

Bronca en el Comité

Los socialistas, horas después, desautorizaban con un comunicado las palabras de Esporrín. En concreto, el secretario de organización del PSN, Santos Cerdán desmentía con «absoluta rotundidad» que se hubieran sometido a consideración de la Ejecutiva Regional la presentación o no de una moción de censura en Navarra, como por el contrario «se puede deducir por error de las declaraciones de Esporrín». Cerdán indica que el acuerdo adoptado ayer por «unanimidad» de la Ejecutiva del PSN-PSOE se refiere «única y exclusivamente» a los términos descritos textualmente e en la nota de prensa oficial facilitada por el gabinete del partido. Por ello pidió «disculpas» por «las informaciones no veraces que se hayan podido difundir» como consecuencia de las «desafortunadas declaraciones». En concreto, la Comisión Ejecutiva del PSN aprobó ayer iniciar durante la próxima semana una ronda de contactos «con el conjunto de las fuerzas políticas del Parlamento de Navarra, de menor a mayor, a excepción de Bildu» con el fin de «explorar y, en su caso, articular los mecanismos necesarios para que la ciudadanía pueda expresarse libremente».

Los socialistas navarros convocaban así una ronda «farsa» en la que ponen mucho cuidado en apuntar a que no van a hablar con Bildu. Después de pactar con la izquierda abertzale sentándose en concreto con Txelui Moreno; uno de los duros de Batasuna que pese a no tener escaño en el Parlamento foral dirige a la coalición desde la butaca de invitados, y de haber seguido el guión marcado en la comisión de investigación, ahora trata de escenificar que no tiene «ningún pacto, ni lo hemos buscado ni lo vamos a buscar y muchísimo menos un gobierno de coalición» obviando que los votos de Bildu son imprescindibles para sacar adelante la moción de censura para derrocar al Gobierno de Barcina y para que pudieran gobernar. Ignoran lo publicado por la izquierda abertzale, donde destacaban que «si tenemos que aguantar a Roberto Jiménez y a su ego durante unos meses, habrá que hacerlo para sentar las bases del cambio» o el documento interno de Sortu donde apuntaba que la estrategia socialista era negar acuerdos con Bildu en público, pero pactar discretamente. Por su parte, el portavoz parlamentario de Bildu, Maiorga Ramírez, dijo ayer que «no es momento de exclusiones ni complejos» y que la coalición actuará y trabajará «con absoluta responsabilidad» para «conseguir elecciones anticipadas», informa Ep.

PP: «Dar ejemplo es no pactar»

La secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, advirtió ayer de que la política es «dar ejemplo» y el «mejor ejemplo» que se puede dar, dijo, en un claro mensaje al PSOE es no planteándose nunca votar con Bildu.En su intervención en la apertura del congreso del PP andaluz, Cospedal indicó, en referencia al dilema del PSN, que el mejor ejemplo es no tener que pensar «durante un día, ni siquiera tener que plantearse si se pacta con Bildu o no se pacta con Bildu», informa Efe.

La hoja de ruta

- Los socialistas navarros inician mañana la ronda de contactos con los diferentes partidos, de menor a mayor, a excepción de la coalición abertzale Bildu, según dicen

- El jueves, los socialistas navarros volverán a reunirse en comité regional y entre medias, tendrá lugar el comité ejecutivo nacional de los socialistas.

- El viernes se agota el plazo que tienen fijado para poder registrar la solicitud de una moción de censura ya que más tarde se saldría del plazo que dicta la ley electoral foral.