Llega a Dakar el Hércules desplegado en la misión de Mali

El avión Hércules que España ha desplegado en la misión de Mali ha llegado esta tarde al aeropuerto de Dakar con los treinta primeros miembros del Ejército del Aire que colaborarán en el traslado de tropas y material de la Misión Internacional de Apoyo a Mali con Liderazgo Africano (AFISMA).

Los integrantes de la denominada "Operación Marfil"han aterrizado a las cuatro y diez de la tarde en el aeropuerto de la capital senegalesa, donde han sido recibidos por la embajadora de España en Senegal, Cristina Díaz Fernández-Gil, ha informado el Ministerio de Defensa.

El Hércules, del Ala 31, ha partido alrededor de las siete y cuarto de la mañana desde su base en Zaragoza y, tras una escala técnica para incorporar personal y equipo adicional en la base aérea de Morón (Sevilla), ha sobrevolado el mar hasta Canarias para continuar luego bordeando la costa de Mauritania y Senegal hasta Dakar.

La misión española tendrá su base de despliegue en las instalaciones aéreas francesas en el aeropuerto internacional de la capital senegalesa.

Desde allí, el avión mantendrá un puente aéreo con Bamako, capital de Mali, para el transporte de tropas y material de la AFISMA.

El Ministerio de Defensa ha asegurado que el avión del Ejército del Aire no hará vuelos "intrateatro", es decir, entre aeropuertos dentro del propio territorio de Mali.

El avión desplazado hoy ha transportado el personal y equipo inicial básicos para el establecimiento del contingente español en Dakar.

Se espera que a mediados de la próxima semana pueda completarse el destacamento español, con 20 militares más hasta completar la cifra de 50 desplegados, y la totalidad del material necesario para su despliegue autosuficiente.

Entre los 30 militares que salieron hoy de Zaragoza, al mando de un comandante jefe de misión, figuran dos tripulaciones completas de Hércules, formadas por un piloto, un copiloto, un navegante, un mecánico de vuelo y dos supervisores de carga cada una, todos ellos pertenecientes al Ala 31.

Igualmente han viajado a Dakar un jefe y dos equipos operativos del Escuadrón de Apoyo al Despliegue Aéreo (EADA), encargados de la seguridad del contingente español.

También forma parte del contingente una Unidad Médica Aérea de Apoyo al Despliegue (UMAAD) al completo, con capacidad y medios para el establecimiento de un hospital tipo Role-1.

Durante su escala en la base aérea de Morón, se ha incorporado un equipo del Grupo Móvil de Control Aéreo (GRUMOCA), con base en Tablada (Sevilla), que se encargará de establecer las comunicaciones seguras del contingente con España.