....mientras Guerra defiende una alternativa socialista en Cataluña porque el PSC dejó de serlo

Alfonso Guerra, ayer en el pleno del Congreso junto a José Blanco
Alfonso Guerra, ayer en el pleno del Congreso junto a José Blanco

Sin ataduras ni pelos en la lengua, Alfonso Guerra dijo ayer ante los micrófonos lo que otros no se atreven o esconden bajo el anonimato: que el PSOE tiene que definir una alternativa socialista en Cataluña porque el PSC hace tiempo que dejó de serlo. El que fuera ex vicepresidente del Gobierno y todopoderoso número dos del partido se manifestó en estos términos al ser preguntado por la segunda ruptura de la disciplina de voto que protagonizaron el martes los socialistas catalanes al negarse a votar «sí» a una moción en contra del derecho a decidir y a favor de la Constitución y la soberanía nacional. «El PSOE tiene una posición muy clara respecto a lo que establece la Constitución y cualquier otra posición hubiera sido un error», sentenció antes de dejar claro que el PSC es otro partido y que él no tenía ninguna responsabilidad sobre esas siglas.

No le importó además recordar que hace tiempo que viene defendiendo que el PSC dejó de ser un partido socialista para acercarse a los postulados nacionalistas, y que Cataluña necesita una referencia socialista. Un debate que, a su juicio, debe afrontar el PSOE, da igual que lo haga en la Conferencia Política o en cualquier otro sitio. Como Guerra se ha manifestado en otras ocasiones el ex presidente extremeño Guillermo Fernández Vara y también su antecesor, Juan Carlos Rodríguez Ibarra. Otros, como García-Page, creen que es preferible sacar al PSC de su error del derecho a decidir, pero también que no hay que barajar la hipótesis de la ruptura.