España

Militantes críticos de Cs llevarán a la Audiencia sus primarias

Dan a Rivera una semana para aclarar el proceso de elección de candidatos en hasta seis autonomías

Dan a Rivera una semana para aclarar el proceso de elección de candidatos en hasta seis autonomías.

Publicidad

Las acusaciones de «pucherazo» en las primarias que Ciudadanos celebró a principios de marzo para elegir a sus candidatos autonómicos y provinciales podría acabar en la Audiencia Nacional. Un centenar de militantes descontentos con el sistema empleado por la dirección de la formación naranja anunció su intención de denunciar el proceso de voto telemático del que surgieron las actuales candidaturas ante la Audiencia Nacional. «A raíz de la amenaza de represalias de la semana pasada queremos saber qué ha pasado. Sólo hay dos opciones: que el partido aclare qué ha pasado, o que un juez ordene el registro de los ordenadores para saberlo», aseguró ayer a este diario Juan Carlos Bermejo, portavoz de los militantes descontentos con el proceso de primarias.

Quieren llegar hasta el final en la investigación de las causas de casos concretos como el de Castilla y León, dónde la candidata apoyada por la dirección del partido de Albert Rivera vio paralizada su proclamación ante la presencia de posibles irregularidades. Los críticos aseguran que la sombra de la duda se cierne sobre las primarias celebradas en otras comunidades como Madrid, Castilla-La Mancha, Aragón, Murcia, Cantabria, provincias del sur como Cádiz o, entre otras, en la alcaldía de Valencia.

Así, se dan de plazo una semana para resolver sus dudas y, tal y como adelantaron ayer en la Cadena Ser, denuncian que la Comisión de Garantías de Ciudadanos ha elaborado listas negras «para apartar del partido a los afiliados que están investigando y desean esclarecer dichas irregularidades». Si el lunes próximo no tienen una contestación satisfactoria de la dirección de la formación, pondrán el caso en manos de la Justicia con una denuncia relacionada con la Ley de Protección de Datos. Avalan su decisión en un informe jurídico que ellos mismos han encargado y que considera que se podrían haber cometido delitos de falsedad documental, delito de revelación de secretos y daños informáticos o corrupción entre particulares.

La dirección del partido da la polémica por zanjada tras haber mejorado las medidas de seguridad del sotfware de primarias. En otros territorios también dan el asunto por cerrado al considerar que no se han detectado anomalías o que las reclamaciones se presentaron ya fuera de plazo.

Publicidad