Nueva purga: Montero sustituye a Bescansa en la Comisión Constitucional

Carolina Bescansa ha sido sustituida como vocal en la Comisión Constitucional del Congreso, la encargada de estudiar una posible reforma de la Carta Magna. El suyo es un nuevo ejemplo más de qué les ocurre a los que se desvían de las directrices de Iglesias en Podemos, un partido que parece manejar dos conceptos distintos de pluralidad, uno para los demás y otro de puertas para dentro. Bescansa, según una información de «El Independiente», en plena crisis secesionista en Cataluña se atrevió a decir en voz alta durante una Ejecutiva de Podemos que el partido debía dejar de asimilarse a las tesis del bloque independentista y articular un mensaje para toda España porque si no «nos va a ir muy mal».

El puesto de Bescansa ya ha sido ocupado por la portavoz de Podemos en el Congreso de los Diputados, Irene Montero. Bescansa es doctora en Ciencia Política y Sociología y especialista en Ciencia Política y Derecho Constitucional por el Centro de Estudios Constitucionales. Irene Montero es licenciada en Psicología por la UAM.

No es la primera vez que Carolina Bescansa se sale del guión. Semanas antes de Vistalegre II, Bescansa y Nacho Álvarez dieron forma a una tercera corriente interna que pretendía cerrar las heridas que dividían el partido. El resultado es de todos conocido: Errejón fue capitidisminuido y la figura de Bescansa, hasta ese momento central, fue desvaneciéndose en favor de otras dirigentes más fieles al secretario general, como la citada Montero.