Perdonar la deuda a Cataluña costaría a cada español 1.128 euros

El Estado es el principal acreedor de la autonomía: 52.499 millones a junio pasado

Miguel Iceta, ayer, durante una visita al barrio de Sant Martí en Barcelona

La propuesta del líder del PSC, Miguel Iceta, de condonar parte de la deuda que Cataluña mantiene con el Estado para encauzar el diálogo tras el proceso secesionista ha levantado ampollas dentro del propio Partido Socialista y en la mayoría de los grupos políticos del arco parlamentario. Cataluña debía al término del segundo trimestre de este año al Estado un total de 52.499 millones de euros, lo que significa que cada ciudadano catalán debe al resto de los españoles 7.055 euros, teniendo en cuenta que la población de la región, segun los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística es de 7,441 millones de habitantes. La idea convertiría esta cifra en 1.128 euros por cada uno de los 46,52 millones de españoles.

Las cifras: 76.727 millones es la deuda total que tenía Cataluña a cierre del primer semestre de este año, según el Banco de España.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que asiste en Abiyán (Costa de Marfil) a la cumbre entre la Unión Europea y África, pidió ayer no convertir las elecciones catalanas del próximo 21 de diciembre «en una subasta de ideas» sobre financiación autonómica. En la misma línea, el ministro de Hacienda y Función Pública, Cristóbal Montoro, destacó que la petición debería integrarse en la reforma del sistema de financiación autonómica y «plantearse de forma aislada». Para el ministro de Economía, Luis de Guindos, la petición de Iceta «funcionaría sólo como un parche. El responsable de Economía ha insistido en que hay que negociar para establecer una financiación autonómica que fije las reglas generales y que represente las particularidades de las autonomías, pero «siempre dentro de un marco general».

La deuda total de Cataluña ascendía a cierre del primer semestre a 76.727 millones de euros, de los que 8.175 millones corresponden a préstamos con bancos españoles, 6.018 millones, a préstamos de bancos extranjeros, 5.669 millones a bonistas y 4.366 millones a compromisos adquiridos con asociaciones públicos-privadas. Es, con diferencia, la comunidad más endeudada de España, en términos absolutos, por delante de la Comunidad Valenciana (44.975 millones) y Andalucía (33.960 millones). En términos de PIB, Cataluña es la tercera región española más endeudada. Tiene compromisos por un 35,4% de su riqueza anual (PIB). Por delante se sitúan la Comunidad Valenciana (41,6%) y Castilla-La Mancha (36,6%). El conjunto de las comunidades autónomas españolas debían 285.907 millones, el doble que en el año 2011 cuando la economía española recayó en una nueva recesión.

El presidente de Aragón, Javier Lambán, se opuso tajantemente a cualquier quita de deuda argumentando que sería como «pedir un trato de favor. En el panorama fiscal se producen cosas sorprendentes que a quienes gestionamos con responsabilidad los recursos públicos nos indignan y es tanto como pedir tratos de favor y me opongo a cualquier clase de quita que es inducida porque en otro tiempo se despilfarró o se gastó mal», dijo. «Creo que la deuda de la Comunidades autónomas desborda la capacidad para devolverla, pero tiene que ser asumido como un problema de todas las autonomías y todas tienen que ser tratadas igual si se decide abordar ese problema».