Prohibido acercarse a menos de 500 metros del Congreso

Un juez impone esa medida a cinco detenidos por la protesta del 14-D

Los radicales atacaron a la Policía y destrozaron mobiliario
Los radicales atacaron a la Policía y destrozaron mobiliario

Cinco de los detenidos por las protestas y altercados producidos el pasado 14 de diciembre en las inmediaciones del Congreso no podrán acercarse a menos de 500 metros de la sede de la Cámara Baja. El Misterio Fiscal había solicitado que esa prohibición se extiende a mil metros. De esta forma, no podrán participar en nuevas manifestaciones que se celebren en las proximidades del Congreso. A los otros dos arrestados no se les imponen esas restricciones al tratarse de menores de edad y haber pasado a disposición de la Fiscalía de Menores.

En la resolución del magistrado de Madrid Pedro López, muy novedosa en cuanto a su contenido, se alude de forma concreta al atestado policial en el que se concreta los hechos sucedidos en la protesta del pasado día 14 en las inmediaciones de la sede parlamentaria. Ese día, un grupo de participantes «rodearon a insultaron a los agentes del Cuerpo Nacional de Policía, que protegían el edificio y les lanzaron diversos objetos, amén de propinarles patadas, hasta el punto de lesionar a once de ellos». Los detenidos reconocieron su participación en la protesta en su declaración ante el juez, pero, además, existen unos reconocimientos fotográficos. Estos hechos pueden constituir la comisión de un delito de atentado contra agentes de la autoridad y de sendos delitos o faltas de lesiones y daños.

El magistrado sostiene que para la adopción de la medida cautelar acordada no se requiere una «prueba directa», sino que basta con la identificación fotográfica. A ello, hay que añadir, afirma el juez, «la gravedad de los hechos analizados», atentar contra policías que se encontraban en el uso de sus funciones, y, por tanto, contra la integridad física de las personas – el patrimonio de un organismo estatal–. Todo ello, le lleva a adoptar esa medida cautelar, para evitar que se repitan hechos «de parecidas características». Sin embargo, lo limita a 500 metros para no restringir «en exceso las posibilidades ambulatorias de los afectados».

Hasta 30.000 euros con la nueva ley

Con la nueva Ley de Seguridad Ciudadana tampoco se sancionarán actos como el «Rodea el Congreso». Se sigue permitiendo manifes-tarse en torno a la Cámara Baja, aunque ya cruza algunos límites que vienen reflejados en la propia Constitu-ción, por lo que delega-ción del Gobierno podría autorizar o no dicha protesta. Las concentraciones espontáneas que no se hayan comunicado son «ilegales» por lo que constituyen una infracción leve. Si se añaden actos violentos, será falta grave, sancionada con hasta 30.000 euros.