Política

Purga a los «díscolos» en el grupo socialista del Congreso

La gestora dejará fuera de la dirección a Meritxell Batet y Sofía Herranz

José Zaragoza, el diputado por Barcelona, designado como presidente de la Comisión Mixta de la UE, no pudo ocupar su puesto. Soraya Rodríguez, la estrecha colaboradora de Alfredo Pérez Rubalcaba fue la designada por el Grupo Socialista. Tampoco lo pudo hacer Pere Joan Pons, el diputado balear, portavoz de esta comisión, que cedió su puesto a Eduardo Madina. Fueron las primeras víctimas de «la purga que haría que Stalin estuviera encantado», en palabras de una diputada crítica con la actual dirección.

Publicidad

No serán los únicos. Esta tarde, la gestora socialista decidirá apartar de sus puestos en comisiones a Margarita Robles y Susana Sumelzo, y cesar en la dirección del Grupo Socialista a la balear Sofía Herranz, y a la catalana Meritxell Batet, por lo que el socialismo catalán quedará por primera vez fuera de la dirección del socialismo parlamentario desde la transición. El cese de Batet encona las relaciones del PSC y el PSOE y se convierte en un impedimento para que los de Miquel Iceta entren en la gestora de Fernández.

Sin embargo, seguirán en sus puestos en comisiones los diputados catalanes Manuel Cruz, Joan Ruiz y Mercè Perea. Los tres estaban ya nombrados y desempeñan sus funciones con normalidad. Según explican fuentes parlamentarias del PSOE «no podía parecer que se premiaba a Zaragoza tras su «no» en la investidura, mientras que estos tres diputados catalanes ya estaban nombrados. De alguna forma, se puede interpretar como que la gestora no quiere dinamitar todos los puentes con el PSC.

Los socialistas catalanes, y también otros de distintas regiones, han mostrado su malestar con estas decisiones porque recuerdan «que ya se han producido otros desencuentros como con el derecho a decidir, y el conflicto se solventó con una multa».

A río revuelto, el ex secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha pedido a la gestora, a través de Facebook, que no ahonde en la fractura del PSOE con más ceses. Sánchez ha reclamado a la gestora que actúe «en aras de la unión» pidiendo a la actual dirección que «hagamos oposición al PP y no a nosotros mismos».

Publicidad

Los socialistas catalanes consideran que esta sanción es excesiva porque «actuamos por voluntad política expresada en el Consell Nacional» y señalan a la gestora y a los sectores que la apoyan de «hacer una interpretación errónea al circunscribirla a la cuestión orgánica cuando es solamente política».

Los diputados afectados daban por segura sus destitución pero no han recibido ninguna notificación oficial. Tampoco los que parece que conservaran sus puestos «saben absolutamente nada», aunque la dirección del grupo, en manos de Antonio Hernando, les sigue encomendando las tareas habituales. El actual dirigente parlamentario ha mantenido un discreto silencio en la tramitación de este conflicto.

Publicidad

Perderían su cargo

Susana Sumelzo

Pere Joan Pons

Sofía Herranz

Publicidad

Margarita Robles

Mantendrían su puesto

Joan Ruiz i Carbonell

Mercè Perea

Manuel Cruz